Tips: UAE | Bahrein | Qatar

Ya de vuelta en casa, os dejo algunos temas útiles para preparar y disfrutar vuestro viaje por alguno de estos tres países (o los tres):

DUBAI | ABU DHABI (UAE)

  • Su moneda es el Dirham. 1DH equivale a 0,24€, de forma que una manera rápida de hacer el cambio para saber cuánto cuestan las cosas, es dividir la cifra en DH entre 4. Ya sabéis que el cambio varía pero aproximadamente se mantiene rondando esta cifra. Luego, a cuánto os cambien la moneda en las casas de cambio ya es otro tema. Se quedan bastante comisión, pero bueno, es lo que hay. Pagar con tarjeta es otra opción, pero el banco suele cobrar comisión por pagar en moneda extranjera.
  • Desplazamientos: la forma más fácil de moverse es en taxi. Los hay por todas partes, y dado lo lejos que está todo en ambas ciudades, ir andando no suele ser una opción viable. Los precios varían, pero más o menos un viaje de 20km puede costarte 20€, siempre debéis pagar en DH porque a veces no cogen € o $ y en caso de que lo cojan hacen un cambio horrible. Una buena opción para ahorrar algo de dinero es planificar una ruta con paradas y contratar a un taxista unas cuantas horas que os va llevando de un lugar a otro y os espera mientras lo visitáis. Los precios varían, pero por 50€ podéis conseguir 3 horas de servicio si regateáis un poco. En Dubai hay metro, pero sólo tiene dos líneas y en muchos lugares visitables no se llega con él. A diferencia de otras ciudades, va por encima de la carretera, así que si podéis y os cuadra, montar una cuantas paradas puede ser un trayecto de vistas agradables.
  • Mezquitas: el vestuario necesario en las mezquitas es, para mujeres, aquel que tape absolutamente todo el cuerpo, lo único que puede quedar visible son las manos y la cara. Para hombres, normalmente también piden que se vaya en pantalón largo y manga larga, pero a veces veía de todo. En muchas mezquitas proporcionan túnicas negras y velos para mujeres, y túnicas blancas para hombres, pero no está de más llevar un pañuelo por si acaso.
  • Comida: no hay mucha comida típica emiratí realmente, pero sí os recomiendo probar la comida libanesa. De cualquier forma, hay para todos los gustos ya que en cualquier centro comercial de los muchos que hay, los restaurantes son variados y de estilo occidental. Y no hay precios baratos en ninguna parte, pero eso aquí es lo normal.
  • Cultura: en ambas ciudades, pero sobre todo en Dubai, viven muchísimos extranjeros. Esto hace que las peculiaridades de la cultura árabe queden en un segundo plano. Cada cual viste como le parece y lleva el estilo de vida que le parece, no hay restricciones de vestimenta salvo para entrar en mezquitas, y las mujeres pueden ir solas a cualquier parte.

¡Nos vamos de crucero! 2 de marzo: Dubai

3 de marzo: Abu Dhabi

4 de marzo: Sir Bani Yas Island

8 de marzo: Dubai

AfterlightImage 19

DOHA (QATAR)

  • Su moneda es el Riyal Qatarí, y la equivalencia es 1QAR=0,24€, así que igual que en UAE, hacer el cambio es fácil al únicamente tener que dividir la cantidad de QAR entre 4 para averiguar el precio en €.
  • Desplazamientos: al igual que en UAE, la forma más fácil de moverse es en taxi. Los hay por todas partes, y dado lo lejos que está todo, ir andando no suele ser una opción viable. Los precios varían, pero más o menos un viaje de 20km puede costarte 20€, siempre debéis pagar en QAR porque a veces no cogen € o $ y en caso de que lo cojan hacen un cambio horrible. Una buena opción para ahorrar algo de dinero es planificar una ruta con paradas y contratar a un taxista unas cuantas horas que os va llevando de un lugar a otro y os espera mientras lo visitáis. Los precios varían, pero por 50€ podéis conseguir 3 horas de servicio si regateáis un poco. Sí hay una buena zona para desplazarse caminando, que corresponde a la Corniche.
  • Mezquitas: (igual que en UAE) el vestuario necesario en las mezquitas es, para mujeres, aquel que tape absolutamente todo el cuerpo, lo único que puede quedar visible son las manos y la cara. Para hombres, normalmente también piden que se vaya en pantalón largo y manga larga, pero a veces veía de todo. En muchas mezquitas proporcionan túnicas negras y velos para mujeres, y túnicas blancas para hombres, pero no está de más llevar un pañuelo por si acaso.
  • Comida: no hay mucha comida típica realmente, pero sí os recomiendo probar la comida siria. De cualquier forma, hay para todos los gustos ya que en cualquier centro comercial de los muchos que hay, los restaurantes son variados y de estilo occidental. Y no hay precios baratos en ninguna parte, pero eso aquí es lo normal. En el zoco podéis encontrar también “restaurantes” de comida a los que van los autóctonos, que dejan un poco que desear en higiene pero es auténtico 100%.
  • Cultura: también hay muchos extranjeros, pero sí que hay alguna restricción más en la vestimenta, concretamente en las playas públicas, donde las mujeres deben llevar neopreno y los hombres bañador tipo pantalón corto. En las mezquitas hay que taparse al igual que en UAE y también proporcionan vestimentas en las mismas.

7 de marzo: Doha

IMG_2537

BAHREIN

  • La moneda del país es el Dinar Bahreiní. Con este cambio hay que tener cuidado porque es justo al contrario que en los otros dos países: 1BHD equivale a 2,34€, es decir, que todo precio que veáis en la moneda local hay que MULTIPLICARLO en vez de dividirlo. A nosotros nos generó una confusión porque veníamos de UAE y nos equivocamos al hacer el cambio: nos dijeron que el taxi costaba 50BHD y pensamos que eran unos 25€, cuando en realidad eran más de 100€… Esta equivalencia hace que sea un país carísimo, todo cuesta un riñón.
  • Todo lo demás es similar a Qatar y UAE, salvo porque hay algo menos de extranjeros y es un lugar bastante más “auténtico”. Está en desarrollo, y probablemente con los años será similar a la Doha o el Abu Dhabi de hoy, pero de momento hay mucha menos presencia de rascacielos y lujos como en sus “hermanas mayores”.

6 de marzo: Bahrein

IMG_2452

6 de marzo: Bahrein

(Ver también Tips: UAE | Bahrein | Qatar)

Después de un día de descanso en el que pasamos 24h en navegación, retomamos la actividad! Hoy hemos pasado el día entero en Manama, la capital de Bahrein. Realmente es un país muy pequeño y casi siempre se habla del país entero en vez de mencionar las ciudades.

El autobús gratuito del crucero nos ha dejado en el Lulu Mall, un centro comercial. Allí había una larga hilera de taxis esperando a sus “presas”. Hemos negociado con uno de ellos y nos ha hecho una ruta de casi 4 horas por la ciudad, pero le íbamos indicando donde queríamos ir. Él simplemente se limitaba a conducir y esperarnos en cada lugar. El precio han sido 50DB (algo más de 100€, es un país muy caro puesto que un Dinar Bahraini son 2,30€).

La primera parada ha sido el Arad Fort. Nosotros queríamos ir al Bu Maher Fort pero el taxista ha sido muy pesado y nos quería modificar la ruta, así que no nos ha hecho ni caso y hemos acabado en este. No entiendo por qué tanta manía en decirte lo que tienes que hacer, pero bueno.

El Arad Fort es uno de los varios fuertes antiguos que hay en la cuidad, pero este no tiene nada de especial, por lo que no recomiendo perder el tiempo viniendo aquí. Es este:

Después hemos parado en el Bahrain Fort, el más grande, popular y más bonito de por aquí. Desde su construcción hace más de 2200 años ha sufrido innumerables invasiones debido a que Bahrein era el punto donde confluían numerosas rutas comerciales entre Persia, Mesopotamia, Arabia y Asia. Fue abandonado en el siglo XVIII y no fue hasta 1954 cuando los arqueólogos los re-descubrieron y aún hoy quedan muchas hectáreas por desenterrar.

En nuestra visita pudimos estar casi solos y es agradable perderse por los rincones de este lugar. La entrada es gratuita.

El siguiente punto ha sido la Mezquita Al Fateh. Es la más grande del país y también de las más grandes del mundo. Su cúpula era también la más grande hasta que se construyó la de Abu Dhabi, y si bien no es tan impresionante como esta, parece bastante más auténtica, y he hecho hay rezos en las horas reglamentarias y hay que salir de la sala para no molestar. Pueden caber hasta 7.000 fieles al mismo tiempo.

La entrada aquí también es gratuita y lo primero que hacen es darnos túnicas para taparnos, negras a las mujeres y blancas a los hombres, además de taparnos el cabello y quitarnos los zapatos. Hay una visita guiada en inglés que explica muy por encima en qué se basa y cómo funciona la religión islámica, muy brevemente pero está bien para tener otro punto de vista. En la entrada regalan libros en varios idiomas, entre ellos español, sobre su religión y su historia.

La cuarta y última parada del día ha sido el Bazar Bab Al Bahrain. También ha sido un poco decepcionante porque aunque es el más grande y conocido de la cuidad, no tiene mucho encanto, y hemos acabado aquí porque de nuevo nuestro taxista ha insistido en traernos a este en lugar de al que nosotros queríamos ir que era más pequeño y antiguo, llamado Zoco Muharraq. Algún día entenderé lo que pasa por las cabezas de esta gente.

El zoco en el que hemos terminado era una serie de callejuelas plagadas de puestos de comida, electrónica y ropa sobre todo, donde parece que es el lugar frecuentado por los Bahrainis para hacer sus compras, éramos casi los únicos turistas por allí y se nota que tampoco estaba muy preparado para nosotros, salvo en la calle principal que sí había alguna tienda de souvenirs. Y estéticamente no tiene nada de especial.

Hemos aprovechado que estábamos allí para acercarnos al Financial Harbour y observar sus rascacielos desde abajo. Bahrein tiene muchos menos edificios de este tipo y están más dispersos entre sí, nada que ver con Abu Dhabi o Dubai.

Hemos ido caminando hasta el World Trade Center de la ciudad, ya que es un edificio también muy curioso en cuanto a forma, en realidad son dos unidos por el centro con unas hélices que producen energía eólica y autoabastecen una parte de la construcción.

En la primera planta de este lugar se encuentra el centro comercial Moda Mall, con un hall enorme y muy bonito, pero no para pensar en comprar nada, porque todas las tiendas son firmas de las muy muy muy caras.

Y con esto terminamos la ruta por Bahrein, mucho menos espectacular que los lugares que ya hemos visitado, pero que merece la pena ser visitado pues aún conserva la esencia de lo que un día fueron estas monstruosas ciudades. Eso sí, lo que cambiaría sería el orden: empezar por Dubai o Abu Dhabi deja el listón muy alto!