9 de agosto: Nápoles

Segundo y último día en la ciudad de Nápoles, y hoy hemos hecho el Free Tour (lo reservamos desde Guruwalk, en español, pero no nos ha gustado demasiado) para terminar de visitar los lugares más importantes del casco antiguo y que nos faltaron ayer. Algunos los repetimos, y estos de aquí abajo son los que no habíamos visitado todavía:

Piazza Dante

Recibe su nombre porque hay una estatua del importante Dante Alighieri. Eso no fue hasta 1871, ya que originalmente se llamaba Largo del Mercatello, pues aquí hubo, desde 1588, uno de los mercados de la ciudad. La plaza fue remodelada para albergar un edificio en honor al rey aragonés Carlos III de Borbón (fue un largo tiempo en el que los españoles gobernaron en el sur de Italia, por lo que varias de las palabras del dialecto napolitano son similares al castellano).

Chiesa del Gesù Novo

Es una de las iglesias más importantes y grandes de la ciudad, y alberga una de las mayores colecciones de pintura y escultura barroca, en la que han trabajado algunos de los artistas más influyentes de la escuela napolitana. En su interior está custodiado el cuerpo de san Giuseppe Moscati (médico, investigador científico y profesor universitario italiano, reconocido por su trabajo pionero en la bioquímica fisiológica) canonizado por el papa Juan Pablo II en el 1987.

Originalmente fue un palacio, llamado Palazzo San Severino, y de ahí a que su fachada sea tan diferente de la de cualquier otra iglesia o catedral. El nombre de Gesù Novo lo recibe por ser la segunda de las iglesias que poseen los jesuitas en la ciudad, por lo que a la primera se la llama Gesù Vecchio.

La iglesia sufrió graves daños durante la Segunda Guerra Mundial a causa de los ataques aéreos. Durante uno de estos bombardeos, cayó una bomba sobre el techo de la nave central, milagrosamente sin explotar. Actualmente la bomba está expuesta en los locales contiguos a la nave derecha de la Iglesia.

Piazza Vincenzo Bellini

También en el centro histórico, alberga restos de lo que un día fue la muralla griega (Nápoles, originalmente llamada Neapolis – ciudad nueva – fue fundada por los griegos).

Desde hace mucho tiempo ha sido uno de los principales lugares de encuentro de los intelectuales napolitanos, ya que está rodeada por varias sedes universitarias y está cerca de la Academia de Bellas Artes y del Conservatorio de San Pietro a Maiella, donde estudiaron importantes compositores como Vincenzo Bellini, que da el nombre a la plaza y cuya estatua se eleva en el centro de ella.

Para terminar el tour, nos llevaron también a visitar las iglesias de Santa Maria Maggiore della Petra Santa, la de Santa Maria delle Anime del Purgatorio y la estatua de la Pulcinella. No nos terminó de enganchar la forma en que la guía hizo el tour, no nos pareció muy interesante lo que nos contó, la verdad.

Por la tarde estuvimos en Bagno Elena, una playa dentro de la propia ciudad, bastante pequeña y de pago, pero con el calor que hace, se agradece pasar un rato a remojo.

Y para terminar por Nápoles, os dejo el nombre de la mejor pizzería que probamos, la pena es que no está en el centro, sino en Fuorigrotta, el barrio donde teníamos nuestro alojamiento: A Cammisa do Rè. Las mejores pizzas napolitanas que he comido.

8 de agosto: Nápoles

Por fin, después de más de un año y medio, me vuelvo a sentar en un avión! Y en esta ocasión ha sido para volar hasta Italia, un destino que repito, pero en cuya primera parada, Nápoles, no he estado todavía.

Para abrir el viaje, hemos pasado el día entero en la calurosa Napoli. Aunque mañana haremos un Free Tour, os cuentos los lugares en los que hemos estado hoy:

Galleria Umberto I

Constraída en 1887, es muy muy similar a la Galleria Vittorio Emmanuele II de Milán. Se construyó en un momento en el que la decadencia social de la zona (el barrio de Santa Brígida) que rodea este recinto llegó a un punto insostenible de delincuencia y falta de higiene (que de hecho culminó con una epidemia de Cólera). Fue construida por Emmanuele Rocco como parte de un plan de saneamiento de la ciudad, y está cubierta por una cúpula de cristal y adornada con estatuas que representan las estaciones del año y los continentes del planeta.

En el momento de su inauguración se convirtió en uno de lugares más populares, pero a día de hoy se pueden ver muchos de los locales cerrados permanentemente.

Piazza del Plebiscito

Muy cerca de la galleria, está ubicada en el centro de la ciudad y mide unos 25.000m2. En ella se encuentran el Palacio Real y la Basílica de San Francisco de Paula.

No adquirió el tamaño que tiene ahora hasta el mismo momento del saneamiento de la ciudad de finales del siglo XVIII, cuando el imperio napoleónico modificó el estrecho espacio que la componía mediante la demolición de varios edificios religiosos y estableciendo allí varias sedes del gobierno.

La plaza es digna de visitar tanto de día como de noche, pues las columnas de la basílica se iluminan y le otorgan un aspecto muy llamativo.

Castel Nuovo

Conocido popularmente como Maschio Angioino (Torreón Angevino) es un castillo medieval construido en 1279 por Carlos I de Nápoles y Sicilia, que fue posteriormente destruido y reconstruido por Alfonso V de Aragón.

El nombre de Nuovo le viene porque antes de él ya existía en la ciudad el Castel dell’Ovo y el Castel Capuano. Fue habitado por los reyes de la corona de Aragón durante varios siglos, ya que Nápoles perteneció a ella durante mucho tiempo.

El imponente arco de triunfo de mármol blanco de un solo lado, construido en 1470, conmemora la entrada de Alfonso V de Aragónen Nápoles en 1443.

Spaccanapoli

Esta ha sido la última para de hoy, ya por la tarde y con un buen y necesario parón para comer y refrescarnos.

Este es el nombre no oficial de una popular calle que divide el casco antiguo de Nápoles en dos: norte y sur. La palabra significa literalmente “separador de Nápoles”, y es el lugar al que ir para comprobar cómo es realmente la vida napolitana “profunda”. Todas las callejuelas que lo rodean son muy estrechas y en ellas viven familias modestas de la ciudad, aunque también está rodeada de iglesias y palacios de siglos anteriores, nada menos que 17 palacetes y 14 iglesias. El más popular es el Convento de Santa Chiara, al que no hemos podido entrar porque estaba cerrado.