5 de agosto: Uvita

(Ver también Lo que necesitas saber si vas a viajar a Costa Rica

Ya estamos disfrutando del Pacífico! Esta mañana hicimos una excursión por excelencia de esta zona: fuimos a ver ballenas!

En la playa de Uvita se encuentra el Parque Nacional Marino Ballena, que comprende varios kilómetros de mar y playa, y curiosamente, posee una formación rocosa que sale de la playa y tiene forma de ballena.

Desde mediados de julio hasta mediados de septiembre es la época en la que se ven ballenas casi 100%, así que a pesar de que el tour costaba $65 (el precio varía de unas empresas a otras) no nos pensamos dos veces.

La duración era de 4 horas, aunque al final estuvimos más. Las primeras dos horas nos desplazamos a una zona donde ya otros barcos habían visto ballenas, y efectivamente allí estaban. Una cría, un macho y una hembra… espectaculares! Debían rondar los 15 metros de largo, y aunque no las vimos saltar, si sacaban parte del cuerpo del agua continuamente. Estuvimos siguiéndolas más de una hora hasta que las tuvimos muy cerca, fue impresionante!

La ballena macho bien cerca de nuestra barca

Parecían la “familia feliz”, pero el guía nos contó que esa cría habría nacido hace poco más de dos semanas y siempre iba acompañada por su madre. Las hembras, cuando tienen crías a su cargo, no producen las hormonas que hacen que quieran reproducirse, por lo que ellos machos lo que suelen hacer es intentar matar a las crías, ya que 48 horas después de no tener una cría a su lado, la hembra empieza a producir estas hormonas y así el macho podrá aparearse.

Después de este espectáculo de la naturaleza, nos llevaron a Roca Ballena, una pequeña isla dentro del Parque, que al estar protegida no podíamos pisar, pero sí hicimos snorkel en sus alrededores (aunque ni punto de comparación con el de Bocas del Toro). Luego nos dieron un plato de fruta a cada uno para comer y nos llevaron de vuelta a tierra porque estaba empezando a diluviar.

Y vaya si diluviaba… No tuvimos más remedio que quedarnos unas cuantas horas en el hotel, hasta que por fin amainó y pudimos acercarnos a ver la Catarata Uvita, a 200m de nuestro hotel. Ya eran las 5 y pronto anochecería, así que no podíamos hacer nada más.

La catarata en situación normal es preciosa y muy apetecible para bañarse, pero con la lluvia torrencial de hoy, el agua quedó marrón y caía con demasiada fuerza…

El río que sale de la cascada

Lo bueno es que el hotel tiene muy buen ambiente, hemos hecho muchos amigos y hemos disfrutado de este lugar una tarde más.

Un comentario en “5 de agosto: Uvita

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s