4 de agosto: Ko Phi Phi Don

(Ver también Todo lo que necesitas saber si vas a viajar a Tailandia)

Hoy nos hemos dedicado a explorar Ko Phi Phi Don, la isla del archipiélago Phi Phi en la que estamos alojados, la más grande y la principal de todas ellas. Es donde se concentra todo el turismo y de hecho está preparada para acoger miles y miles de turistas. Por suerte, agosto pertenece a la época de temporada baja y no hay mucha gente.

Hay tours organizados para visitar las playas más lejanas al pueblo y también taxis-bote que te llevan a donde quieras, pero hemos preferido intentar llegar a los sitios a pie. La verdad que es bastante fácil porque como hay cabañas de hoteles en muchas partes de la isla, hay bastantes caminos y todos en buen estado para andar.

Hemos estado en la zona este de la isla, y nos ha cundido poco porque todo era tan bonito y se estaba tan tranquilo que nuestras paradas eran bastante largas:

La primera ha sido en la playa del Viking Nature Resort, pequeña y con apenas 10 personas, eso sí, junto a un chiringuito que nos ha salvado cuando se nos ha venido encima una tormenta tropical que nos hubiera duchado enteros.

Curiosamente, estábamos bañándonos y Jorge ha visto unas aletas a lo lejos, como a unos 300m, y hemos pensado que eran delfines, pero tampoco nos hemos parado a pensar mucho en ello. Y más tarde, mirando un mapa, nos hemos enterado de que aquella zona en la que habíamos visto las aletas era la zona de avistamiento de tiburones! Allí donde van las barcas de los tours a ver y a hacer snorkel con tiburones, así que no parece que sean peligrosos.

En el momento de la tormenta, que ha durado muy poco pero ha caído mucha agua, nos hemos metido al chiringuito a comer para hacer tiempo. Estábamos tan agusto que hemos pasado casi 4 horas allí charlando antes de retomar el camino. Y hemos visto un varano!

Segunda parada, Loh Moo Dee Bay, una playa de palmeras altísimas, agua clarísima, arena blanquísima y más lisa que un plato, una gozada vamos! Hemos aprovechado para hacer un pequeño entrenamiento y después, al agua!

Cuando ya se había puesto el sol (se nos ha hecho un poco tarde), hemos puesto rumbo de vuelta al pueblo, sin problemas porque había farolas por los caminos. De vuelta hemos pasado por Long Beach, una playa bastante grande llena de cabañas para turistas y varios restaurantes también.

A todas estas playas se puede ir andando sin problema sin necesidad de contratar un bote y además tampoco es mucha distancia, la vuelta desde el punto más alejado hasta el pueblo nos ha llevado una media hora.

Por la noche, después de cenar en uno de los muchos restaurantes que hay por aquí, hemos ido a dar una vuelta por Loh Dalum Bay, la playa en la que estuvimos ayer que está en el mismo pueblo, y donde tienen lugar la mayoría de las fiestas nocturnas de la isla, que no son pocas. Unas discotecas muy peculiares en plena playa en las que había espectáculos con fuego y concursos de saltar a la comba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s