12 de agosto: Ko Phangan

(Ver también Todo lo que necesitas saber si vas a viajar a Tailandia)

Último día por la isla, último día en el Golfo de Tailandia y último día junto al mar!

Hoy hemos alquilado unas motillos (200THB por cada moto, unos 5€ al día) para recorrer la isla siguiendo las recomendaciones que habíamos leído y que hemos comprobado que tienen mucha razón. Hay muchos rincones para visitar y de esta forma tienes total libertad, cosa que con un taxi es imposible.

Para empezar hemos ido al cauce del río Than Sadet, en el centro y en casi lo más alto de la isla. Allí hay varias cascadas cada pocos metros ya que la pendiente es bastante pronunciada y si bien no es una cosa impresionante, ha estado entretenido saltar un rato entre las rocas. La verdad es que nos ha decepcionado un poco porque es algo que recomendaban muchos, y no tiene demasiado de especial, yo no las llamaría ni cascada y además el agua bajaba toda marrón.

Después hemos cogido las motos de nuevo para llegar hasta Bottle Beach, en el norte de la isla. A unos 3km antes de llegar el asfalto desaparece y pasa a ser un camino en bastantes malas condiciones, así que hemos decidido dejar las motos allí y continuar andando, porque además nos apetecía caminar un rato. El camino es llano pero a la mitad pasa a ser de una pendiente hacia abajo muy considerable, así que en mi opinión es mucho mejor dejar las motos al inicio. Además las vistas de la montaña eran preciosas.

La idea era quedarnos en la playa toda la tarde pero ha empezado a soplar el viento (señal inequívoca de que se aproximaba un diluvio) así que nos hemos metido en uno de los chiringuitos que había por allí (sí, había muchos y también 3 resorts… aquí no hay playas vírgenes). Hemos comido algo y pasado un rato allí y cuando ha amainado la tormenta hemos decidido caminar de vuelta a las motos.

La playa merece la pena ser visitada porque es muy bonita, aguas cristalinas y muy tranquilas. Se puede llegar de la forma que hemos utilizado nosotros, o bien en barca.

La siguiente parada ha sido el árbol Yang Na Yai más alto de la isla, una especie originaria de Tailandia. Tiene 54m de alto y unos 400 años de antigüedad.

Por último, antes de devolver las motos, hemos subido a un nuevo mirador (nos encanta estar en las alturas), llamado Appichada. El mirador en sí es un bar, pero se puede entrar sin necesidad de consumir nada, y las vistas son impresionantes: se ve toda la isla y también la isla vecina Ko Samui.

Después de un entrenamiento en el gimnasio (aquí anochece a las 18:30 y sobre mucho tiempo antes de cenar y dormir), hemos cenado en el restaurante que llevamos frecuentando estos tres días porque nos ha encantado y son muy amables con nosotros, de comida tailandesa muy bien cocinada, y nos hemos despedido de la isla con uno de los postres más típicos de Tailandia: el Mango Sticky Rice, que se trata de un plato de arroz cocido en leche de coco, con mango y acompañado de leche de coco para mojar más el arroz según el gusto de cada uno. Riquisisimo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s