Ruta: Puerto del Pico – Pico La Fría (Sierra de Gredos)

Hoy me he subido al cercano Puerto del Pico, que separa el Valle del Tiétar, el el sur de Ávila, con el Valle del Alberche (en la cara norte de la Sierra de Gredos).

Tenía dos opciones: tirar a la derecha, a coronar el último dosmil del Macizo Oriental (el Torozo), o a la izquierda, adentrándome en el Macizo Central hasta La Fría y divisando las grandes cumbres a lo lejos.

Esta segunda fue la elegida. Y como prefería hacer una ruta circular, opté por subir al pico por el Risco del Duque, y luego ya bajar por la Senda de La Rubía, que es el camino más típico.

Si bien es cierto que es mucho más corto (10km frente a los 15-16 que salen haciendo todo por La Rubía), la subida es tremendamente inclinada, y no hay ningún sendero: hay que ir de piedra en piedra siguiendo los hitos que marcan la dirección (eso sí, muy bien colocados). Aquí os dejo la ruta que llevé, y si queréis hacer la opción larga y más sencilla, simplemente hay que subir y bajar por el tramo que yo hice la vuelta (aunque hay un tramo de piedra en piedra innegociable de cualquiera de las maneras).

No es un recorrido apto para todos, ya que el suelo no es cómodo y el desnivel es agresivo en ocasiones.

Las vistas ya desde el inicio son espectaculares, pues el Puerto del Pico se encuentra ya a 1395m. Desde arriba, el Pico La Fría, a 1983m, se puede observar todo el Valle del Tiétar y del Alberche, con sus muchos pueblecitos desperdigados.

También, a lo lejos, se llega a ver La Mira, uno de los picos más altos de todo Gredos, con 2343m.

El próximo destino está claro: El Torozo!

16 de agosto: Las Médulas

Como os conté ayer, hoy cambiamos de destino, de provincia y de comunidad: nos vamos a Galicia!

Aunque parezca que estamos cerca, la comarca de Cangas del Narcea está tan aislada que teníamos por delante casi 4 horas de coche hasta nuestro nuevo alojamiento, en Ribadavia (provincia de Ourense), así que hemos decidido parar por el camino a visitar algo interesante. La idea inicial era conocer Ponferrada, pero los carteles nos han dado una idea mejor: ir a Las Médulas. Y ha sido un acierto total.

IMG_1352 2.jpg

Situadas en la provincia castellana de León y calificadas como Paisaje Cultural, Las Médulas no son algo natural: en época romana, es decir, hace más de 2000 años, había una mina de oro. Se encontraba en el interior de unas montañas que ya no existen, pues para extraerlo, los romanos utilizaban el método conocido como Ruina Montium, con el cual literalmente las montañas se reventaban a base de introducirles agua y así facilitar la recogida final del polvo de oro.

Para introducir el agua, se creaban túneles sin salida de más de 100 kilómetros donde ésta era introducida después. Cuando el agua se introducía en tromba, la compresión del aire atrapado hacía explotar la montaña. Finalmente, la masa de arcilla y agua que salía tras la explosión se lavaba en canales de madera, y se filtraba con ramas de brezo para retener el oro.

Este proceso de explotación del oro se llevó a cabo durante 200 años, y se tiene conocimiento de que durante todo el periodo se recuperaron más 5000kg de oro, con un volumen estimado de tierra removida de más de 100 millones de metros cúbicos.

De hecho, fue tan grande el volumen de materiales removidos que su acumulación al final del valle llegó a taponar las salidas naturales de agua y propició la formación del actual Lago de Carucedo, zona que también se puede visitar.

Las formaciones picudas de arcilla actuales, llamadas picachos, son el resultado de este proceso, y son las que han hecho tan famosa la región.

IMG_1315 2

¿Cómo visitar Las Médulas?

Para llegar, hay que conducir hasta el pueblo de Las Médulas. Es necesario dejar el coche a la entrada del pueblo, pues hay carteles que indican que está prohibido aparcar en todo el núcleo urbano, salvo si eres residente.

Una vez aparcados, comienza la caminata, y la hay para todos los gustos: existe el recorrido corto, de tan solo 3km de longitud, pero como hay numerosos senderos por todas partes, podéis hacer rutas de hasta 20km. Para informaros de todo, podéis ir a la oficina de información turística, que se encuentra al final del pueblo, justo antes de entrar a los senderos del parque. Al principio del pueblo hay un aula arqueológica, que es donde mucha gente para a preguntar, pero la otra está mucho menos saturada.

Donde hay que subir sí o sí es al Mirador de Orellán, al que se llega por el sendero corto de 3km, pero hay que desviarse y caminar otros 900m muy muy inclinados. Si por algún motivo no podéis, existe la posibilidad de llegar en coche (en la oficina de turismo os explican cómo), pero el paseo, aunque costoso, entre una infinidad de castaños, merece la pena, y las vistas panorámicas son la foto por excelencia de Las Médulas (la foto de arriba es desde allí).

IMG_1349 2

Junto al mirador se pueden visitar las Galerías de Orellán, y ver cómo eran éstas por dentro. Se trata de un recorrido guiado que cuesta unos 4€.

Nosotros hemos optado por hacer la vuelta corta más el mirador, en total unos 6km, perfectos para una visita de paso en un día de viaje, como era nuestro caso. Y nos han encantado. Un sitio muy especial, que personalmente me ha recordado a Meteora en Grecia (nada que ver en cuanto a materiales, pero me inspiraba el mismo ambiente “mágico”).

IMG_1350 2

Burgos, ¿ciudad de paso?

No sé cuántas veces he pasado (e incluso parado a comer en los alrededores) por Burgos. Ciudad al pie de la autovía A1 que conecta Madrid con el norte de la península, y desde donde se bifurcan los caminos: tanto si vas a San Sebastián como a Santander, hay que pasar por aquí, viendo por la ventanilla la imponente Catedral de Burgos.

Y seguro que no soy la única, verdad? Pues esta vez, volviendo de mi viaje a Cantabria, y sin prisa, decidí que era el momento de parar. Es una ciudad muy asequible para hacer una visita express, y un buen lugar para hacer un alto en el camino, ya que se encuentra a unas 2h30 de Madrid.

Depende del día, supongo, pero para no encontrar problemas de aparcamiento, decidí dejar el coche en este parking gratuito. Desde aquí, el casco antiguo se encuentra a menos de 10 minutos caminando.

¿Y qué se puede visitar en Burgos? Aquí os dejo una ruta súper sencilla para seguir y no perderos ningún punto de interés (también podéis descargar la ruta aquí)

  • Puente del Bessón y Paseo de la Audiencia: una buena forma de iniciar la ruta, cruzando por este puente que cruza el río Arlanzón y llega al agradable paseo cubierto por un túnel de árboles.
  • Arco de Santa María: emblemático de la ciudad, es una de las 12 puertas por las que se entraba a la ciudad cuando estuvo amurallada en la Edad Media. Es del siglo XIV, pero antes debió haber alguna puerta más sencilla porque aparece mencionado en el Poema del Cid. Actualmente es el Centro Cultural Histórico Artístico, y se pueden visitar varias exposiciones.
  • Casa del Cordón: llamada así popularmente, fue el palacio de los Condestables de Castilla, originario del siglo XV, pero hoy su aspecto es muy diferente al que fuera el original. El nombre coloquial le viene porque hay un cordón colgado tallado sobre la puerta, que indica que allí durmió un rey. Actualmente es, en parte un centro cultural, y por otro lado, la sede de un banco.
  • Arco de San Gil: otra de las puertas de la ciudad, y a su lado se encuentra la Iglesia de San Gil. Pasear por estas calles tiene su encanto.
  • Castillo de Burgos: se encuentra en el Cerro de San Miguel, a 75m por encima del resto de la ciudad, y la primera torre data nada menos que del año 884. El horario de visitas es de 10:00 a 19:00.
  • Mirador del Castillo: no sé por qué se llama así, porque precisamente el castillo no se ve, pero sí unas magníficas vistas de Burgos, catedral incluida.
  • Mausoleo al empecinado: lo añado aquí porque pilla más o menos de paso para cerrar la ruta circular, y porque en varios viajes que he hecho últimamente este personaje protagonista en la Guerra de la Independencia ha salido mencionado (Torija, Hoz del Riaza), por lo que tenía curiosidad por verlo. Aquí yacen sus restos.
  • Catedral de Burgos: el punto final, y para mí el mejor y el imprescindible. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, su origen se remonta al siglo XI, y tras dos grandes ampliaciones en los siglos XV y XVIII, se convirtió en el gigante que es hoy. La entrada cuesta 7€ (excepto los martes por la tarde, que es gratis) y abre de 10:00 a 19:00.

Yo estaba muy de paso en Burgos, pero busqué y vi que hay Free Tour por la ciudad, qué pena que no me cuadrasen los horarios!

Ruta: Plataforma de Gredos – Laguna Grande (Sierra de Gredos, Ávila)

Aprovechando que ya ha llegado el calor al centro de la península, nos hemos escapado a las alturas a hacer un poco de senderismo.

Teníamos pendiente subir a lo alto de Gredos por la parte norte, ya que la última vez lo hicimos por el sur, que es el que tenemos más a mano (ver Ruta: Guisando – Los Galayos (Gredos, Ávila)).

La ruta elegida es una de más más típicas y comienza en el parking de la Plataforma de Gredos, al que se llega por una carretera de 12km que sale de Hoyos del Espino. El punto final es la Laguna Grande de Gredos.

La distancia hasta la Laguna Grande es de unos 6km, un poco más si queréis llegar hasta el Refugio Elola, al final de la Laguna. Curiosamente en este refugio venden menús del día, platos combinados, bocadillos, bebidas, y también es un albergue (desconozco como suben todas las provisiones hasta aquí).

El nivel de exigencia no es alto, ya que el desnivel es de unos 400m, que se suben en los primeros 3,5km. En torno al km 3 hay una fuente normalmente frecuentada por cabras, que son muy listas y saben dónde paran los humanos a tomar un tentempié.

Sobre el km 4 se llega al Alto de los Barrerones, a 1160m de altura. Desde aquí se pueden ver unas vistas espectaculares del Circo de Gredos, con el Almanzor (2592m) a lo lejos, y a partir de este punto comienza una bajada de 2km y 200m de desnivel hasta llegar a la Laguna Grande de Gredos.

El paisaje es completamente diferente en invierno y en verano, pudiéndose hacer en ambas épocas y creo que bastante recomendable, porque hacerlo con nieve tiene que ser interesante y bonito cuanto menos.

La duración depende del ritmo que llevéis, nosotros tardamos como 1h45 en llegar a la Laguna, a buen ritmo pero parando de vez en cuando a admirar las vistas, y las cabras!

El camino es casi todo el tiempo de piedras, no muy cómodo realmente, y obviamente no espero otra cosa en montaña pero me hubiese gustado ir mirando hacia arriba más tiempo.

Desde luego, ruta totalmente recomendable, muy asequible para hacerla en un día sin acabar reventado, pues son 12km en total y los de vuelta no se hacen muy duros. Eso sí, es lineal, no circular, y personalmente me gustan más las segundas por ser más amenas para mí. Mas o menos, en total unas 4 horas sin contar con las paradas.

Qué os parece? Contadme si la habéis hecho o pensáis hacerlo!

Pueblos de la Ribera del Duero (Burgos)

El fin de semana pasado hicimos una visita express a un trocito de la Ribera del Duero. Nuestro campamento base se encontraba en Milagros, un pequeño pueblo junto al río Riaza, en la salida 146 de la A1 (es decir, súper cómodo para llegar) y a sólo 12km de Aranda de Duero.

Por estos lares hay bastantes pueblecitos que visitar, pero como teníamos poco tiempo, os dejo una lista de los sitios en los que estuvimos (haciendo click encima incluyo el punto del mapa en el que se encuentra) de los cuales recomiendo todos:

  • Senda fluvial del río Riaza (Milagros): un paseo muy agradable junto al río que podéis alargar todo lo que queráis ya que es muy largo. Nosotros aprovechamos para salir a correr un rato por allí. En el km 3 aproximadamente hay una ermita en ruinas, la Ermita de Valdeherreros que nos hubiese gustado visitar de cerca, pero estaba en la orilla contraria, la correspondiente a la carretera, y no había puentes cercanos. Si queréis ir por este lado, debéis cruzar un puente que está casi al comienzo de la senda. Se va casi todo el tiempo rodeado de campos de cultivo pero es un paseo agradable.

  • Aranda de Duero: no podía faltar la visita, claro. Paseamos por el casco antiguo visitando cada una de las iglesias, todas muy diferentes unas de otras, y al anochecer y siendo fin de semana, el ambiente por las calles era genial.

  • La Vid: es un pequeño pueblo a unos 20km de Aranda y también junto al Duero, en el que se encuentra el Monasterio de Santa María de La Vid. Hay visitas guiadas para verlo por dentro, a las 11:30, 12:30, 16:30, 17:30 y 18:30, aunque los domingos por la tarde y los lunes está cerrado.

IMG_3135

  • Puente del Ferrocarril en Vadocondes: otro pueblo de la Ribera, esta vez vinimos porque en las afueras hay un puente por donde antiguamente pasaba el tren, y que a día de hoy ha quedado abandonado pero las vías siguen allí. Es bastante peculiar y si os gusta hacer fotos, es un buen lugar. Eso sí, id con cuidado porque los tablones están muy separados y hay una caída hacia abajo bastante alta.

B4CDD465-A884-42AE-A798-19CFF042EF01

Todo esto lo podéis hacer en un día sin problema, y podéis comer en uno de los muchos asadores de Aranda, un buen lechal típico, o si estáis por la zona de Milagros, en el Asador el Lagar de Milagros, que es donde comimos nosotros, y tanto la comida como el trato fueron excelentes.

IMG_3496

Ruta: Hoz Del Río Riaza (Segovia)

Una parte del Riaza, que corresponde a una alargada y profunda hoz, constituye un Parque Natural protegido, al que sólo se puede acceder en bici o caminando. El Parque se extiende desde Montejo de la Vega de la Serrezuela en el oeste, hasta Maderuelo en el este.

IMG_3228.JPG

Para entrar es necesario pasar por Montejo, donde se encuentra la Casa del Parque, para conseguir una autorización para entrar. Te la darán en el momento sin ninguna objeción, simplemente que entre los meses de enero y julio el grupo de senderistas no puede exceder las 10 personas.

Una vez hecho este trámite, sin coste alguno, puedes elegir entre varias rutas, así como varios puntos de inicio. En la Casa del Parque te darán un mapa con todas las rutas disponibles: la más corta es de unos 5km y la más larga es hacer la hoz completa, con 12km de ida y sus 12 de vuelta.

Después de informarnos e investigar un poco, para mí los puntos más interesantes son la Ermita del Casuar, abandonada después de la Guerra de la Independencia y que quedo destruida por los franceses porque pensaban que el famoso guerrero El Empecinado se escondía aquí, y el acueducto que se eleva de un lado a otro de la hoz. Como no queríamos hacer la ruta de 24km y ambos puntos estaban bastante lejos de Montejo, decidimos ir a otro de los puntos de inicio de la ruta, junto al Embalse de Linares (en la Casa del Parque también te dirán en qué puntos se encuentra cada parking, que corresponden a los únicos puntos de entrada al Parque).

Desde el parking cercano al embalse hicimos una ruta de 6,5km de ida hasta la Ermita del Casuar, encontrando a medio camino el acueducto.

 

Las vistas durante todo el camino son espectaculares, pasando también por una zona de árboles que no permite ver las paredes del cañón pero igualmente muy especial.

0EA01B5F-A451-4DBD-81BA-31C14E52FC6B

La formación de esta hoz empezó 530 millones de años atrás cuando este terreno era una cordillera montañosa que se comunicaba con macizos franceses. Hace 250 millones de años el mar llegó a la zona y durante mucho tiempo más provocó erosiones y que después de desaparecer, fue quedando el aspecto actual, desde hace 1,8 millones de años. Ayer mismo, vamos 😉

AfterlightImage 20

Una ruta muy recomendable y bastante cerca de Madrid, a unos 140km de la capital.

Como extra, después de la ruta, un buen lugar para comer es Maderuelo, un pueblo encasillado en un meandro del río, muy pequeño y parece que se ha quedado estancado en el pasado: casa antiguas, muy poca población… Pero 3 restaurantes con muy buena pinta. Nosotros elegimos El Mirador de los Templarios, cuya comida tradicional es bastante buena pero la camarera fue un tanto borde (y ya había leído en Google opiniones de este estilo, pensé que sería casualidad, pero no). Aún así, lo recomendamos porque además tiene unas muy buenas vistas panorámicas del Embalse de Linares.

 

 

 

 

Puerto del Pico (Sierra de Gredos, Ávila)

El Puerto del Pico es uno de los dos únicos lugares por los que se puede pasar de un lado a otro de la Sierra de Gredos. Al sur del mismo se encuentra el Valle del Tiétar, del que se puede ver una panorámica espectacular si el día está despejado. En la cara norte cae el Valle del Albertche. La carretera que pasa por él es la M502, por lo que lo ideal es llegar hasta él en coche, y desde arriba hacer alguna ruta de senderismo, ya sea hacia el este o hacia el oeste de las montañas. También tiene un restaurante que no he tenido la oportunidad de probar, pero siempre que he pasado por aquí está a rebosar de gente.

IMG_9759
Vistas del Valle del Tiétar

Se dice que el Puerto del Pico formaba parte de una ruta que iba desde Santiago de Compostela hasta Sevilla, y de hecho se puede transitar una calzada romana que sube desde el Valle del Tiétar hasta lo más alto del puerto. Se encuentra en unas condiciones excelentes y realmente es digno de admirar. Hay gente que sube al puerto desde Cuevas del Valle, unos 3km de calzada con una pendiente bastante considerable en algunas partes. De hecho, en verano hay una carrera popular cuyo recorrido es este mismo camino, sólo apta para valientes!

IMG_9760
Ruinas de una antigua posada romana en lo alto del puerto

Ruta: Senda de los Pescadores (Arenas de San Pedro, Ávila)

Esta ruta se llama así porque transcurre paralela al río Arenal. La distancia total son unos 12km y es una ruta circular: la ida se hace junto al río, hasta llegar a la ermita de Los Llanos, donde se coge un camino en la otra orilla del río para volver a Arenas de San Pedro.

Es una ruta bastante sencilla y relativamente llana, salvo por un tramo en el que hay rocas en el camino y hay que tener un poco más de cuidado, pero el resto es todo camino de tierra. Para llegar al inicio hay que ir a las afueras del pueblo, el camino empieza en el pequeño polígono industrial (aquí).

Es una ruta perfecta para hacer en familia y que a pesar de su sencillez, el entorno es muy bonito. Durante el camino se cambia de escenario varias veces: algunas veces predomina la roca, en otras te ves rodeado de vegetación por todas parte y finalmente llegas a las explanadas llanas y más secas (dependiendo de la época del año, claro). Una de las partes más curiosas es el Puente Poza Quirol:

IMG_9626

Para seguir el sendero que pasa por este puente hay que desviarse del camino indicado como GR en este punto, justo donde empiezan unos escalones hacia abajo. El otro es el camino por el que se vuelve.

IMG_9689
El camino de ida, justo junto al río

Ruta: Guisando – Los Galayos (Gredos, Ávila)

El sábado pasado por fin encontramos un hueco para explorar la Sierra de Gredos. El punto de inicio elegido fue Nogal del Barranco (a las afueras de Guisando), donde sale un sendero que poco a poco se va complicando hasta hacerse piedras, y esas piedras pasan a tener una inclinación bastante considerable, y el punto final fueron Los Galayos.

DCIM100GOPROGOPR2552.JPG

Es un ruta bastante exigente, no apta para todos, ya que se trata de aproximadamente 5km de recorrido (sólo de ida) con 1000 metros de desnivel. Para mí, lo peor no es subir, sino bajar sin sufrir demasiado. En los primeros metros de bajada la inclinación es tal que básicamente hay que ir saltando de piedra en piedra.

De camino a los Galayos se encuentra el Refugio Victory, comúnmente usado como punto de retorno de muchos excursionistas, pero nosotros quisimos subir hasta la cresta, ya que desde allí se ven las dos laderas de la montaña y las vistas son aún más espectaculares. La parte más difícil que os mencionaba empieza en el refugio, así que si tenéis dudas, podéis terminar aquí. Y para quien quiera seguir, puede continuar desde Los Galayos hasta el Pico de la Mira.

IMG_9152

Resumiendo, unos 10-11km con unos 1000m de desnivel, muy entretenidos y en un entorno precioso, al que puedes echarle fácilmente unas 6 horas de excursión, con parada para comer y disfrutar del paisaje incluidas, claro.

IMG_9164

Un día en Ávila

Después de pasar el sábado en Salamanca, y ya que la tenemos tan vista, el domingo decidimos que en lugar de volver a Madrid directamente, pasaríamos el día en Ávila.

Es una ciudad muy pequeña, y en un par de horas puedes ver el casco antiguo de cabo a rabo. De hecho, después de dar una vuelta por el interior de las murallas, decidimos dar un paseo nada menos que rodeando la ciudad entera: tan simple como salir de las murallas y empezar a caminar por su lado. Un paseo muy bonito ya que están muy bien cuidadas y junto a unas praderas de césped verde precioso, en el que dan ganas de echarse una buena siesta!

También existe la opción de dar un paseo por encima de la muralla, para ello debes ir a la taquilla y comprar la entrada que te permitirá subir (desconozco el precio).

Aquí unas cuantas fotos de los mejores lugares de la ciudad:

IMG_6395
Las murallas desde fuera, una vista preciosa

IMG_6391
La plaza del Ayuntamiento

IMG_6392
La Catedral de Ávila

Fuera ya del centro de la ciudad, merece la pena sin ninguna duda visitar Los Cuatro Postes. Es una construcción en las afuera que está elevada sobre unas rocas y desde donde se puede ver una vista panorámica de la ciudad, como esta:

IMG_6386

Y no podía acabar este post sin recomendaros un restaurante en el que caímos de rebote y que como siempre que esto nos pasa, acertamos de lleno. Se llama el Molino de la Losa y está muy cerca de Los Cuatro Postes. La comida es tradicional y tiene, como no puede ser de otra manera, un buenísimo chuletón de Ávila. Los precios no son exagerados, por unos 30€ puedes comer perfectamente (sin vino). Y tengo que decir que lo mejor que probé fue el postre! Lo vi en la carta de pasada y me llamó la atención por su nombre: Texturas de chocolate con aceite de oliva y sal. Decidimos pedirlo y… menos mal que lo pedimos! Estaba espectacular, y de hecho el camarero nos dijo que hace 2 años había ganado el premio el mejor postre de Castilla y León. Mmm!

IMG_6390