11 lugares que ver en Toledo

A tan solo 80 kilómetros de Madrid se encuentra la majestuosa Toledo, un lugar con mucha, mucha historia a causa de la importancia estratégica que esta ciudad ha tenido a lo largo del tiempo, llegando incluso a ser ciudad imperial. Cristianos, musulmanes y judíos han convivido durante siglos y dejado huella en ella; en cuestión de pocos metros es posible ver una catedral gótica, una mezquita del siglo X y dos sinagogas. Es una de las pocas ciudades donde convivieron las tres creencias, lo que le da a la capital manchega el sobrenombre de “la ciudad de las tres culturas”, siendo la Edad Media su momento de máximo esplendor.

Declarada Patrimonio de la Humanidad, Toledo es una de las mejores excursiones de día que podéis hacer si estáis de vacaciones en Madrid, y estos son los lugares que no os podéis perder:

1. Catedral de Toledo

No solo es uno de los monumentos más representativos de la ciudad, sino también de todo el gótico español, junto con las catedrales de Burgos y de León.

Comenzó a construirse en 1226 sobre los cimientos de una mezquita, que a su vez había reemplazado a un templo visigodo, y presume de ser la segunda catedral más grande de España, después de la de Sevilla, aunque no se aprecie su gran tamaño al estar rodeada de edificios.

Su interior alberga auténticos tesoros, como el coro y la sillería, el impresionante retablo del altar mayor, o su imponente sacristía con obras de El Greco, Luca Giordano, Goya, Van Dyck o Tiziano.

2. Puerta del Sol

Desde el siglo I d.C., en forma de pequeño torreón, la Puerta del Sol da acceso a la ciudad amurallada de Toledo, aunque ha sido modificada a lo largo de los siglos hasta convertirse en el siglo XIV en la joya del arte mudéjar que es hoy, con la escena del milagro de la imposición de la Casulla a San Ildefonso esculpida sobre sus arcos.

imagen de Wikipedia

3. Monasterio de San Juan de los Reyes

Construido en 1476 por orden de los Reyes Católicos después de la Batalla de Toro, fue pensado en un principio como el lugar donde descansarían sus restos, y hoy es considerado como el edificio más representativo del gótico isabelino.

Su exterior es más bien recatado, comparado con el interior y su claustro renacentista con preciosos ventanales, una escalera de estilo plateresco, un artesonado mudéjar y una iglesia gótica, entre otros rincones.

4. Sinagoga Santa María la Blanca

Se edificó en el siglo XII, denominándose Sinagoga Mayor, por ser el principal centro de culto hebreo en la ciudad,  y aunque fue convertida en iglesia en 1390, hoy es un curioso museo con un claro estilo mudéjar más propio de una mezquita, y una sala en la que destacan sus 32 impresionantes blancas columnas. Este lugar es Monumento Nacional desde 1930.

imagen de Wikipedia

5. Alcázar de Toledo

En la colina más alta de la ciudad, dominando las vistas de Toledo prácticamente desde cualquier punto, se encuentra edificio del Alcázar, construido como residencia real de Carlos V en el siglo XVI sobre un antiguo castillo medieval que se destruyó casi por completo.

A lo largo de su historia ha tenido multitud de usos: cárcel, cuartel, taller de trabajos de seda, academia de infantería, y, actualmente, alberga el Museo del Ejército, con diversas exposiciones sobre la historia militar de España, la evolución de las estrategias militares y las armas.

6. Puerta de Bisagra

Es la puerta que da la bienvenida a todos los viajeros desde el siglo XVI a esta ciudad fortificada, con su arco acompañado por dos torres coronadas con el escudo de armas de Carlos V. En la fachada interior se conservan restos de la puerta anterior, de origen árabe.

Esta puerta, formaba parte del plan urbanístico del monarca, para dotar a Toledo del aspecto de Capital Imperial, ya que se encontraba anclada en el medievo, y no sólo sirvió para la defensa o vigilancia de la ciudad, sino también para la recaudación de impuestos conocidos como portazgo.

7. Iglesia de Santo Tomé

En el Barrio Judío, fue asentada en el siglo XII sobre una mezquita conservada exactamente igual, ya que en la toma de la ciudad no se destruyeron edificios, y de hecho no fue hasta el siglo XIV cuando se cambio el alminar por el campanario que hoy vemos.

imagen de Wikipedia

En su interior se encuentra el cuadro de El Entierro del Conde de Orgaz, la famosa obra renacentista pintada por El Greco, que atrae a miles de turistas cada semana.

8. Sinagoga del Tránsito

También en el barrio judío se encuentra esta sinagoga construida en 1356 como oratorio de un gran palacio, y en la actualidad, es considerado el mayor ejemplo de arquitectura sefardí en España.

Dentro de ella está el Museo Sefardí, donde es posible conocer un poco más la historia del pueblo judío en nuestro país.

imagen de Tripadvisor

9. Mezquita del Cristo de la Luz

Este pequeño templo es todo un ejemplo del pasado islámico de Toledo, siendo una de las 10 mezquitas que llegó a alojar la ciudad. Construido en el año 999, es sin duda es otro de los lugares que no os podéis perder, no sólo por su antigüedad, sino por su impresionante arquitectura, que dice ser una copia exacta de la Mezquita de Córdoba.

En su interior hay un yacimiento romano con una antigua calzada considerada una de las más importantes de España.

imagen de toledomonumental.com

10. Puente de Alcántara

Este antiguo puente romano de casi 200 metros de largo, fue construido sobre el río Tajo entre los años 103 y 104, durante la época álgida del Imperio Romano.

Es sostenido por 5 pilares, que alcanzan unos 58 metros de altura y tiene en su arco central un monumento dedicado al emperador Trajano y a los pueblos de la zona que ayudaron a la construcción.

imagen de tegustaviajar.com

11. Mirador del Valle

Para terminar la visita, os recomiendo llegar hasta el Mirador del Valle, un sitio tranquilo y apacible donde obtener la mejor panorámica de Toledo, viendo los edificios más emblemáticos mencionados anteriormente. Fue construido en el siglo XVII, y ha servido de inspiración a numerosos pintores como Sorolla o Picasso.

imagen de expansion.com

Ruta por los Pueblos Negros de Guadalajara

Nuevo descubrimiento a las afueras de Madrid (aproximadamente 1h30 de coche). El pasado fin de semana, en pleno auge del otoño, en plena Sierra Norte de Guadalajara, en el corazón de la provincia y rodeados de montañas, visitamos una serie de pueblos perfectamente conservados, construidos en pizarra negra, y de ahí su nombre.

Este material, muy rico en la zona, fue utilizado tanto para los tejados como para los muros de las cosas, con lo que el resultado es una casa oscura que gana en belleza cuando la piedra está mojada.

La ruta comienza (o termina, según prefiráis) en Tamajón, y discurre a través de 111 km de carreteras estrechas y repletas de curvas, por otras 9 aldeas. En esta ruta destaca, como no podía ser de otra manera, el encanto que tienen las piedras. En los muros, en el suelo que pisas, en las iglesias, fuentes y bancos. La piedra lo es todo en esta ruta.

Os invito a que descubráis por vosotros mismos los rincones de estos lugares, que lejos de tener algún edificio más característico que otro, es el conjunto lo que lo hace especial. Aquí tenéis la lista de pueblecitos negros:

  1. Tamajón, donde destaca la Ermita de la Virgen de los Enebrales.
  2. Almiruete, cuenta con un hotel-spa. No es mal plan, ¿no?
  3. Palancares, de los más pequeños de la ruta.
  4. Valverde de los Arroyos, donde la pizarra se combina con la cuarcita y le da un color ligeramente diferente.
  5. Campillejo, que se encuentra en período de declaración como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.
  6. El Espinar, y sus vistas hacia el valle del Jarama.
  7. Campillo de Ranas, uno de los más grandes (o menos pequeños) y donde es una buena opción comer (cuenta con 3 restaurantes).
  8. Majaelrayo, que posee las «aguas curativas» de los baños de Robledo
  9. Roblelacasa, desde donde parte el sendero de 4km que llega a la Cascada del Aljibe.
  10. Cardoso de la Sierra, completamente rodeado de bosques de robles, pinos y encinas

A continuación os dejo la ruta en mapas, pueblo a pueblo, y unas cuantas fotos para que vayáis abriendo apetito de visitar esta preciosa región.

📍Mapa de la ruta, paso a paso

Ruta: Pontón de la Oliva y Cárcavas (Sierra Norte Guadalajara)

El pasado fin de semana aprovechamos para hacer una ruta por los alrededores de Madrid. El lugar elegido fue el Pontón de la Oliva, muy cerca del archivisitado últimamente pueblo madrileño de Patones de Arriba, y que para nuestra sorpresa forma parte de Guadalajara y no de Madrid (así que, técnicamente nos saltamos el «confinamiento perimetral»😅).

Construido en 1857, el Pontón de la Oliva es la sexta y última presa en el curso del Lozoya, y la más antigua de todo el sistema de presas y canalizaciones del Canal de Isabel II.

El día se presentaba nublado, pero decidimos seguir en marcha con la ruta que habíamos planteado porque la temperatura era muy buena.

Aparcamos el coche justo en el Pontón (ojo si venís en época de buen tiempo, porque ya en un día como el nuestro estaba a rebosar de coches, no sé si se aparcará muy bien con otra meteorología) y nos dirigimos hacia las Cárcavas, un desconocido paisaje también perteneciente a Guadalajara de gran peculiaridad: se trata de unas Médulas de tamaño reducido. Sí! Así de espectaculares y a solo 50 minutos de la capital.

O bueno… eso creemos😫 porque la niebla, que a menor nivel no parecía tanta, tapaba absolutamente toooodo el paisaje. No se veía nada, na-da. Vaya chasco! Sobra decir que por supuesto volveremos en otra ocasión.

Esta fue la ruta que seguimos, de algo más de 12km (el inicio tuvimos que modificarlo porque el terreno estaba intratable). Optamos por la circular: la ida muy corta (2,5km) y muy empinada (y con el barro que había en el suelo, fue todo un reto, ya que el suelo es de arcilla, como las Cárcavas) y la vuelta es el doble de larga (10km) pero muy cómoda, por un sendero amplio y sin pérdida. Ya dependiendo de los gustos y niveles, podéis optar por ir y volver por el mismo sitio, y os saldrá una ruta larga y fácil, o corta y difícil (cuidado porque bajar por la parte empinada puede ser un buen reto).

En la parte larga (nuestra vuelta) el paisaje que queda a mano derecha del cañón del Lozoya es una auténtica pasada: unas paredes verticales imponentes y una explosión de verde que hipnotizaba.

Un buen descubrimiento al que habrá que volver, porque todo lo que os he contado de las Cárcavas ha sido gracias a Internet (igual que la última foto, para no dejaros con la intriga).

Torija (Guadalajara): una parada en el camino

Torija es un pueblo perfecto para hacer un alto en el camino en vuestro viaje por la A2, ya que se encuentra junto a ella en el km 73, y no hay más que tomar una salida en la autovía y a los pocos metros llegaréis al pueblo.

Se encuentra en la provincia de Guadalajara y lo llaman «La Puerta de la Alcarria» ya que se encuentra al final del valle donde empiezan estos característicos llanos de Castilla-La Mancha.

Todo el pueblo en sí tiene mucho encanto, pero lo más característico del mismo es su monumental castillo, el cual fue construido por los Templarios para controlar todo el valle y por el que también pasaron los navarros en el siglo XV y El Empecinado en el XVIII. Durante la Guerra Civil fue sede del Ejército Republicano. Actualmente está restaurado y en su interior hay un museo dedicado al libro de Camilo José Cela «Viaje a la Alcarria».

También podéis tomar algo en la preciosa Plaza de La Villa, junto al castillo (y es un buen sitio para aparcar el coche) y visitar la Iglesia de la Asunción.

Como decía, es una muy buena opción para hacer una parada en vuestro viaje y aprovechar para conocerlo, ya que no os llevará mucho tiempo, y comer. Hay un restaurante que se llama Asador Pocholo, que siempre está hasta arriba pero que fue galardonado en el año 2008 como uno de los mejores restaurantes de Castilla-La Mancha.

Nosotros no pudimos comer por no haber sitio y optamos por el Restaurante Las Cucharitas, justo detrás de la Plaza, con comida casera muy bien elaborada y menú del día también en fin de semana.

Ruta: Canalejas del Arroyo (Cuenca)

Canalejas es un pueblo situado en la Alcarria, en la provincia de Cuenca, a unos 50km de Sacedón, por lo que está cerca de la provincia de Guadalajara. Se trata de una localidad muy pequeña, con apenas 200 habitantes en ella (salvo en verano, que su población se multiplica, al igual que sucede en muchos otros pueblos de España), y su entorno es de lo más agradable. Alejado de cualquier atisbo de aglomeración, es ideal para pasar unos días de desconexión absoluta (de hecho, hasta hace no mucho la cobertura en el pueblo era bastante mala).

Es muy recomendable hacer alguna ruta por sus alrededores, ya que desde el pueblo salen muchos caminos de tierra que se pierden entre los montes y los campos de cultivo. Las opciones son muchas, pero os dejo aquí la ruta circular de 7km que hice yo, partiendo de aquí, dando una vuelta al monte y terminando en la iglesia del pueblo, no sin antes pasar por la Ermita de San Mamés.

IMG_0244.jpg

IMG_0196.jpg
Entorno por el que transcurre la ruta

IMG_0201.jpg
Ermita de San Mamés

IMG_0199.jpg
Panorámica de Canalejas desde la Ermita de San Mamés

 

Cuenca

El pasado puente de Todos Los Santos tuve la oportunidad de visitar Cuenca por un día, y la verdad es que me sorprendió muy gratamente: me parece una ciudad preciosa, con mucho encanto y muy bien cuidada, gracias a que forma parte del Patrimonio Mundial.

Os voy a dejar una lista de los lugares que merecen la pena ser visitados:

  • Mirador del Parador y Convento de San Pablo: desde él se puede ver una panorámica del casco histórico de la ciudad y Del Río Huécar.
  • Puente de San Pablo: el mítico puente en frente de las casas colgadas, desde donde hay una buena vista de ellas y del río.

IMG_0080

  • Casas Colgadas: el emblema de la ciudad, bonitas de día y preciosas de noche con una gran iluminación. No las llames casas colgantes, los lugareños lo odian!

IMG_0083

  • Catedral de Santa María y San Julián: con una fachada imponente, deja impresionado a cualquiera.

IMG_0079

  • Torre Mangana: desde ella, las mejores vistas panorámicas de la ciudad y del río Júcar, probablemente.
  • Barrio del Castillo: llamado así porque en él se encuentran las ruinas del antiguo castillo de la ciudad, en lo alto de la Hoz del río Huécar.

IMG_0093

  • Ruta de la Hoz del Júcar: Es uno de los mejores ejemplos de senderismo a dos pasos del casco histórico conquense. Una apasionante ruta que comienza en la zona conocida como Recreo Peral a orillas del Júcar y que hace un recorrido por los barrancos de roca caliza que lo rodean, con paradas en lugares tan especiales como la ermita de San Julián “El Tranquilo”.

IMG_0088

Restaurante recomendado: Restaurante La Venta (C/Colón 61). Es un asador y tienen un menú del día compuestísimo y muy barato (12€), que incluye un primero a elegir entre varios platos típicos, y un segundo muy bueno también, con posibilidad de elegir cordero asado. Los postres, también incluidos, son caseros y la especialidad de la casa curiosamente son las tortitas con nata y chocolate, aunque no me parecieron nada del otro mundo. En cambio, la crema de yogur con chocolate blanco me parecido exquisita.