15 de agosto: Valle del Naviego, Museo del Vino y Monasterio de Corias

Valle del Naviego

Último día de desconexión máxima (o conexión, según se mire) por estos lares asturianos. Para terminar nuestras andadas por aquí, y nunca mejor dicho, hemos optado por hacer una ruta sin planificar, simplemente a donde nos llevasen nuestros pies en los alrededores de nuestro alojamiento (Apartamentos Sierra, del que os hablé ayer).

IMG_1270.jpg

Hemos tratado de seguir el cauce del río Naviego, el denominador común de todas las aldeas de esta zona. Así que, tratando de ir lo más pegados posibles a él, misión difícil porque todo esto está lleno de campos de cultivo y tierras de pasto, hemos conseguido hacer una rutita bastante llana de unos 8km, pasando por las aldeas de Naviego, Palacio de Naviego, Regla de Naviego y Pontarás; un paseo muy agradable, sencillo y que muestra la esencia más profunda de la vida de campo.

IMG_1266.jpg

Museo del Vino

Ya lo mencioné el otro día en el post sobre qué hacer en Cangas del Narcea, y hoy después de comer hemos encontrado el hueco perfecto para visitarlo. No somos muy de vino, pero sí nos encanta aprender cosas nuevas y como hay visitas guiadas en el museo, no lo hemos dudado.

Lo cierto es que ha sido muy interesante: la entrada al pequeño museo cuesta 1,30€, y con visita guiada (unos 30 minutos de duración) son 2,35€. Hay visitas cada hora, en las que una guía nos ha contado la historia del vino en esta región y la manera en que tradicionalmente lo elaboraban aquí.

IMG_1278.JPG

Al parecer, lo primero que se construyó en la zona fue un monasterio (el de Corias, del que os hablaré después), y como todo esto se encuentra rodeado de montañas y es bastante inaccesible, los monjes, que necesitaban vino para sus liturgias, decidieron producir su propio vino y así no depender de comprarlo a terceros. Es decir, que nunca fue con objetivo de venderlo. Poco a poco, según crecía el pueblo, sus habitantes fueron copiando el sistema de los religiosos y produciendo también vino para consumo propio, y no fue hasta casi el siglo XX cuando se empezó a comercializar el vino de Cangas.

A día de hoy, y gracias al trabajo de dar a conocer el vino de Cangas que han hecho los propietarios de varias bodegas, éste cuenta con Denominación de Origen, y además existe un concepto llamado “Viticultura Heroica“, con el que cuenta también: la orografía del viñedo, que se asienta sobre las montañas con una fuerte pendiente, hace imposible la mecanización. Por otro lado y por el mismo motivo, las parcelas son pequeñas y están muy dispersas; y por ello, junto al clima adverso de la zona, hacen de la producción de este vino un acto “heroico”. Más allá del reconocimiento, los vinos catalogados con esta categoría tienen “permiso” para ser algo más caros que otros, pues su producción es más lenta, difícil y requiere más personal.

Solo hay, a parte de Cangas, tres zonas más con esta denominación: la Ribeira Sacra en Galicia, el vino de Canarias y el vino del Priorat de Cataluña.

IMG_1279.jpg

Monasterio de Corias

La última parada de la tarde ha sido el Monasterio San Juan Bautista de Corias, el que fue el primer asentamiento en Cangas y que actualmente es un hotel de lujo de la famosa cadena Paradores.

Conocido como “el Escorial asturiano”, fue fundado en 1032 por los condes Piniolo y Aldonza, ocupado por monjes benedictinos y su mayor época de esplendor se desarrolló en los siglos XII y XIII, llegando a poseer tierras en la mayor parte del occidente de Asturias e incluso de la vecina provincia de León.

En 1773 tuvo que ser reconstruido en su mayor parte debido a que sufrió un grave incendio en el que solo quedó en pie la iglesia, y más tarde, en 1835 pasó a ser escuela y cárcel a la vez. En 1860 fue cedido a los dominicos, que lo utilizaron como colegio para formar a los misioneros. Finalmente, en 1982, fue declarado Monumento Histórico-Artístico Nacional y no fue restaurado y convertido en parador hasta el año 2013.

IMG_1284.JPG

Se pueden reservar también visitas guiadas (solo en verano) de lunes a sábado a las 10:00, 11:00, y 19:00 y el domingo a las 10:00 y a las 11:00 por 4,50€. Esta no la hemos hecho, sino que hemos tomado algo en la cafetería del monasterio, en uno de sus patios interiores, y luego hemos visitado algunas de las salas abiertas al público.

 

 

14 de agosto: El Acebo

Hoy queríamos algo tranquilo y llano, ya que llevamos varios días metiéndole caña a las piernas, así que hemos investigado un poco y hemos decidido subir al Santuario de la Virgen del Acebo, en lo alto de un monte con el mismo nombre que se encuentra a unos pocos kilómetros de Cangas y al que se puede subir en coche.

IMG_1252.JPG

Si, al contrario que nosotros, tenéis ganas y fuerzas, podéis optar por subir caminando: la distancia desde el pueblo hasta la cima es de unos 12km, y el desnivel es de nada menos que 800m, puesto que se encuentra a una altura de 1180m. Aunque larga, es bastante cómoda, pues el camino está asfaltado. De hecho, es una subida que ha sido protagonista en muchas ocasiones de La Vuelta Ciclista a España y a Asturias, una etapa con una pendiente media del 8,7%. No obstante, también hay senderos de tierra que en ocasiones se pueden coger para acortar algunos kilómetros.

El Santuario construido en lo alto se debe a que en el siglo XVI, cuenta la leyenda, hubo una serie de milagros, y desde entonces este lugar es importante para los devotos y en las festividades de Cangas muchos de ellos suben caminando a modo de penitencia o en honor a la Virgen.

En nuestro caso, que ni somos devotos ni teníamos muchas ganas, hemos optado por la segunda opción: subir en coche y hacer una ruta por arriba, siendo esta bastante más llana (aunque alguna cuestecina nos hemos comido).

Las opciones son múltiples, ya que hay dispersas varias aldeas y todas ellas están comunicadas por una rudimentaria carreterilla asfaltada. Nuestra elección han sido los 8km de ida y vuelta que separan el Santuario de una aldea llamada Bornazal. Una ruta cómoda y sin pérdida que hemos elegido porque la dueña del alojamiento en el que nos encontramos, Ángela, nos ha recomendado por tener allí la chacinería de su familia. De hecho, cuando hemos llegado nos ha enseñado las instalaciones y nos ha explicado cómo elaboran los productos.

IMG_1253.jpg

En el mismo pueblo, y antes de volver, hemos bajado hasta este punto, un mirador donde disfrutar de las fantásticas vistas de todo el valle y las montañas de la comarca.

IMG_1255.jpg

Apartamentos Sierra

Y como es una pregunta que me está llegando por Instagram a todas horas, os voy a contar dónde estamos alojados: se trata de una casa rural de tan solo 3 habitaciones en una aldea súper aislada llamada Palacio de Naviego, a unos 14km de Cangas del Narcea.

Cada habitación es realmente un estudio, pues cuentan con cocina. Está dentro de una casa de pueblo antigua pero restaurada recientemente, en perfecto estado y cuidando todos los detalles, y la mejor parte es el jardín, desde donde os escribo ahora: una explanada de césped con mesas y hamacas con vistas a las montañas.

AfterlightImage 7.JPG

La dueña, Ángela, es súper atenta y amable; nos explicó un montón de cosas que hacer desde el primer día, y cada mañana nos deja un regalito en la puerta: sidra, magdalenas, verduras de su huerta…

Me parece un lugar encantador más que perfecto para desconectar y tomarse unas vacaciones “de las de verdad”: sin cobertura, sin turistas y sin mucho que hacer salvo caminar entre montañas y relajarse.

13 de agosto: Ruta por el Bosque de Moal

Le estamos dando caña a las piernas estos días, y es que menos mal que nos encanta el senderismo porque aquí poco más se puede hacer.

IMG_1234

En la comarca de Fuentes del Narcea se encuentra la Reserva Natural Integral de Muniellos, una zona súper protegida por su alto valor de fauna y flora. De hecho, solo puede ser visitada por 20 personas al día, requiere cita previa y además con tiempo, así que no nos va a ser posible visitarla estos días. Pero una buena alternativa es la ruta que hemos hecho hoy, por el Bosque de Moal, al que de hecho llaman la puerta a Muniellos.

IMG_1229

Como siempre, os dejo aquí la ruta de Wikiloc para que os hagáis una idea, pero si vais a la oficina de turismo de Cangas del Narcea podéis pedir un folleto que explica la ruta parte por parte, además de una breve descripción de qué encontraréis allí. Por otro lado, el camino corresponde al PR.AS-132, y está perfectamente señalizado. El lugar de inicio y fin de la misma es el pueblo de Moal, al que se llega desde Cangas en unos 20 minutos siguiendo las señales de la Reserva de Muniellos.

IMG_1228

La distancia total, en un circuito circular, es de unos 9km, llegando como punto más alto a los 1007m del Mirador del Montecín (que de “-cín” no tiene nada porque vaya cuestecitas) y con un desnivel positivo total de 430m.

DCIM100MEDIADJI_0082.JPG
DCIM100MEDIADJI_0082.JPG

La ruta discurre por senderos más o menos anchos pero siempre 100% visibles, y siempre rodeados de una explosión de verde en todas sus tonalidades. Hay tramos en los que incluso los árboles han hecho el típico túnel, y es una pasada.

IMG_1233

 

11 de agosto: Ruta al Cueto de Arbas

Nuevo día de ruta! Tenemos mucho que descubrir por esta zona en la que no habíamos estado antes. Nos encontramos alojados en Palacio de Naviego, una aldea diminuta y súper aislada perteneciente a la comarca de Cangas del Narcea.

A 20 minutos de aquí se encuentra el Puerto de Leitariegos, conocido como “el techo del paraíso” por ser el pueblo más alto de Asturias, a 1525m de altitud. Es justo la frontera con la provincia de León y famoso por su estación de esquí.

Nuestra ruta de hoy partía desde el pueblo y discurría por la Reserva Natural del Cueto de Arbas. Hemos subido hasta el Cueto de Arbas, el pico más alto de la zona y “el dosmil” más occidental de la cordillera cantábrica, con sus 2007m de altitud.

IMG_1165.jpg

La ruta no ha sido larga, tan solo 3,8km de ida, más los de vuelta (por el mismo sitio) con unos 460m de desnivel. El sendero parte justo al lado del Restaurante Leitariegos (donde al terminar la ruta hemos comido muuuy bien) y está perfectamente señalizado, así que no hay pérdida. Aún así, aquí os dejo la ruta de Wikiloc que hemos seguido.

IMG_1137

La primera parte es bastante cómoda, por un camino de tierra por el que podría caber un coche, y al llegar a la Laguna de Arbas, comienza un sendero estrecho y con bastante desnivel que lo complica un poco, pero es solo 1km, hasta llegar a un collado, y a partir de ahí ya hay que seguir la cresta hasta llegar al vértice geodésico del pico.

IMG_1160.jpg

Las vistas, como siempre, una pasada, y el que la ruta sea tan cortita (hemos tardado menos de 1h y media en subir, y unos 45 minutos en bajar) la hace perfecta para un plan de mañana.

IMG_1166.JPG

7 de agosto: Ruta del Cares

Otra mítica de por aquí. Esta ya estaba tachada de mi lista desde 2008, pero es digna de repetir, y más si mis compañeros de viaje no la habían hecho. Para mí, es una de las rutas más bonitas de España sin duda, con unos paisajes de película desde el minuto uno.

IMG_1026.jpg

Se puede llegar a ella de dos maneras: desde Poncebos (si estás en Asturias) o desde Caín (si estás en León). La ruta completa es de ida y vuelta por el mismo camino (la única parte negativa para mí). Ambos pueblos están separados unos 12km, aunque lo larga que sea la ruta depende de en qué punto aparques el coche en Poncebos: dependiendo de la época, se hace imposible encontrar sitio para aparcar. De hecho, en el anterior pueblo en Asturias, Arenas de Cabrales, hay un gran parking disuasorio desde el que parte un autobús para subir a los excursionistas a Poncebos. Nosotros aparcamos bien, por suerte, a solo 1,5km del inicio de la ruta.

Y comenzamos a andar: los dos primeros kilómetros desde el inicio son los más difíciles y los únicos que tienen desnivel, pues el resto de la ruta es prácticamente llana. Se acumulan unos 300m y una vez en el punto más alto hay una bajada y ya todo llano y fácil.

IMG_0992

Antes de llegar a Caín también hay algo de subida, pero nada que ver. De hecho, unos 700m antes de llegar al pueblo vimos que se podía bajar hasta la altura del río y decidimos quedarnos allí a comer y meter los pies en ese agua gélida, pero que te deja nuevo.

IMG_3117

Tardamos unas 3 horas en ir (unos 11km) y algo menos en volver, porque somos de bajar rápido y los dos últimos kilómetros antes de Poncebos, que a la vuelta son de bajada, los hicimos corriendo.

La ruta es totalmente recomendable para todos los niveles y formas físicas, ya que cada uno se puede dar la vuelta donde mejor considere. Al ser llana, el paisaje es espectacular en todo momento, por lo que no hay problema en no hacerla entera. Eso sí, hay que ir con cuidado porque el camino discurre paralelo al cañón del Cares, y la caída es totalmente vertical y muy, muy alta.

AfterlightImage 2

Como curiosidad, esta ruta fue abierta hace poco más de 100 años para dar acceso a la central hidroeléctrica de la que aún hoy aún quedan las ruinas, y curiosamente, si uno quisiese ir de Poncebos a Caín en coche en vez de andando, tardaría algo menos de 2 horas y media, y nada menos que 105km, frente a los 12 que los separan a pie.

AfterlightImage 3.JPG

Entre Asturias y Cantabria

¡He vuelto al norte!

Hace unas semanas estuvimos alojados en Villanueva De la Peña (una aldea cercana a Cabezón de la Sal, en Cantabria), y aunque las visitas a nuestros lugares favoritos no pudieron faltar (Llanes y comer en Casa Poli en Puertas de Vidiago son un obligado), tuvimos tiempo de sobra para aumentar la lista de sitios chulos descubiertos:

Arenas de Cabrales

Un conocido pueblo de Asturias, gracias a que se encuentra a pocos kilómetros del final de la Ruta del Cares, y está rodeado de montañas. Es por esto que desde aquí salen varias rutas de senderismo, y a pesar del mal día de lluvia que nos hizo, pudimos recorrer parte de la Ruta de la Calzada Romana de Caoru, que sube hasta el pico de La Polvorosa (a más de 1200msnm).

Seguimos esta ruta de Wikiloc de 14km de longitud circular, pero la lluvia hacía que las piedras de la calzada resbalasen mucho, así que decidimos hacer sólo un tramo, y finalmente nos salieron 7km; suficientes, aunque nos quedamos con las ganas de tener una panorámica de todo El valle, ya que fuimos casi todo el tiempo por bosque, precioso, eso sí.

Cascadas de Lamiña

Llamadas así por encontrarse en el pueblo cántabro con el mismo nombre, es un paseo bastante famoso entre los lugareños porque son unos 3km de ida hasta la cascada, por un camino más bien llano, ancho y cómodo. Muy agradable y con unas vistas preciosas de la montaña.

El sendero está señalizado y se puede llegar a ellas tanto desde Lamiña como desde Barcenillas, el pueblo vecino.

El Ayuntamiento de Ruente da más información sobre la ruta aquí.

Dunas de Liencres

Este lugar de la costa cántabra lo dejamos para el domingo, día en el que hubo un temporal de viento espectacular que derribó incluso árboles.

Así que, a parte de dar un paseo por el bosque de pinos y eucaliptos que también forma parte del Parque Natural (y que, por cierto, nos encantó), a las dunas no pudimos nada más que asomarnos. El viento era insoportable y la arena nos llegaba a la cara en forma de pinchos. ¡Una pena!

Para conocer más rincones de Asturias y Cantabria, puedes leer también: