15 de agosto: Valle del Naviego, Museo del Vino y Monasterio de Corias

Valle del Naviego

Último día de desconexión máxima (o conexión, según se mire) por estos lares asturianos. Para terminar nuestras andadas por aquí, y nunca mejor dicho, hemos optado por hacer una ruta sin planificar, simplemente a donde nos llevasen nuestros pies en los alrededores de nuestro alojamiento (Apartamentos Sierra, del que os hablé ayer).

IMG_1270.jpg

Hemos tratado de seguir el cauce del río Naviego, el denominador común de todas las aldeas de esta zona. Así que, tratando de ir lo más pegados posibles a él, misión difícil porque todo esto está lleno de campos de cultivo y tierras de pasto, hemos conseguido hacer una rutita bastante llana de unos 8km, pasando por las aldeas de Naviego, Palacio de Naviego, Regla de Naviego y Pontarás; un paseo muy agradable, sencillo y que muestra la esencia más profunda de la vida de campo.

IMG_1266.jpg

Museo del Vino

Ya lo mencioné el otro día en el post sobre qué hacer en Cangas del Narcea, y hoy después de comer hemos encontrado el hueco perfecto para visitarlo. No somos muy de vino, pero sí nos encanta aprender cosas nuevas y como hay visitas guiadas en el museo, no lo hemos dudado.

Lo cierto es que ha sido muy interesante: la entrada al pequeño museo cuesta 1,30€, y con visita guiada (unos 30 minutos de duración) son 2,35€. Hay visitas cada hora, en las que una guía nos ha contado la historia del vino en esta región y la manera en que tradicionalmente lo elaboraban aquí.

IMG_1278.JPG

Al parecer, lo primero que se construyó en la zona fue un monasterio (el de Corias, del que os hablaré después), y como todo esto se encuentra rodeado de montañas y es bastante inaccesible, los monjes, que necesitaban vino para sus liturgias, decidieron producir su propio vino y así no depender de comprarlo a terceros. Es decir, que nunca fue con objetivo de venderlo. Poco a poco, según crecía el pueblo, sus habitantes fueron copiando el sistema de los religiosos y produciendo también vino para consumo propio, y no fue hasta casi el siglo XX cuando se empezó a comercializar el vino de Cangas.

A día de hoy, y gracias al trabajo de dar a conocer el vino de Cangas que han hecho los propietarios de varias bodegas, éste cuenta con Denominación de Origen, y además existe un concepto llamado “Viticultura Heroica“, con el que cuenta también: la orografía del viñedo, que se asienta sobre las montañas con una fuerte pendiente, hace imposible la mecanización. Por otro lado y por el mismo motivo, las parcelas son pequeñas y están muy dispersas; y por ello, junto al clima adverso de la zona, hacen de la producción de este vino un acto “heroico”. Más allá del reconocimiento, los vinos catalogados con esta categoría tienen “permiso” para ser algo más caros que otros, pues su producción es más lenta, difícil y requiere más personal.

Solo hay, a parte de Cangas, tres zonas más con esta denominación: la Ribeira Sacra en Galicia, el vino de Canarias y el vino del Priorat de Cataluña.

IMG_1279.jpg

Monasterio de Corias

La última parada de la tarde ha sido el Monasterio San Juan Bautista de Corias, el que fue el primer asentamiento en Cangas y que actualmente es un hotel de lujo de la famosa cadena Paradores.

Conocido como “el Escorial asturiano”, fue fundado en 1032 por los condes Piniolo y Aldonza, ocupado por monjes benedictinos y su mayor época de esplendor se desarrolló en los siglos XII y XIII, llegando a poseer tierras en la mayor parte del occidente de Asturias e incluso de la vecina provincia de León.

En 1773 tuvo que ser reconstruido en su mayor parte debido a que sufrió un grave incendio en el que solo quedó en pie la iglesia, y más tarde, en 1835 pasó a ser escuela y cárcel a la vez. En 1860 fue cedido a los dominicos, que lo utilizaron como colegio para formar a los misioneros. Finalmente, en 1982, fue declarado Monumento Histórico-Artístico Nacional y no fue restaurado y convertido en parador hasta el año 2013.

IMG_1284.JPG

Se pueden reservar también visitas guiadas (solo en verano) de lunes a sábado a las 10:00, 11:00, y 19:00 y el domingo a las 10:00 y a las 11:00 por 4,50€. Esta no la hemos hecho, sino que hemos tomado algo en la cafetería del monasterio, en uno de sus patios interiores, y luego hemos visitado algunas de las salas abiertas al público.

 

 

14 de agosto: El Acebo

Hoy queríamos algo tranquilo y llano, ya que llevamos varios días metiéndole caña a las piernas, así que hemos investigado un poco y hemos decidido subir al Santuario de la Virgen del Acebo, en lo alto de un monte con el mismo nombre que se encuentra a unos pocos kilómetros de Cangas y al que se puede subir en coche.

IMG_1252.JPG

Si, al contrario que nosotros, tenéis ganas y fuerzas, podéis optar por subir caminando: la distancia desde el pueblo hasta la cima es de unos 12km, y el desnivel es de nada menos que 800m, puesto que se encuentra a una altura de 1180m. Aunque larga, es bastante cómoda, pues el camino está asfaltado. De hecho, es una subida que ha sido protagonista en muchas ocasiones de La Vuelta Ciclista a España y a Asturias, una etapa con una pendiente media del 8,7%. No obstante, también hay senderos de tierra que en ocasiones se pueden coger para acortar algunos kilómetros.

El Santuario construido en lo alto se debe a que en el siglo XVI, cuenta la leyenda, hubo una serie de milagros, y desde entonces este lugar es importante para los devotos y en las festividades de Cangas muchos de ellos suben caminando a modo de penitencia o en honor a la Virgen.

En nuestro caso, que ni somos devotos ni teníamos muchas ganas, hemos optado por la segunda opción: subir en coche y hacer una ruta por arriba, siendo esta bastante más llana (aunque alguna cuestecina nos hemos comido).

Las opciones son múltiples, ya que hay dispersas varias aldeas y todas ellas están comunicadas por una rudimentaria carreterilla asfaltada. Nuestra elección han sido los 8km de ida y vuelta que separan el Santuario de una aldea llamada Bornazal. Una ruta cómoda y sin pérdida que hemos elegido porque la dueña del alojamiento en el que nos encontramos, Ángela, nos ha recomendado por tener allí la chacinería de su familia. De hecho, cuando hemos llegado nos ha enseñado las instalaciones y nos ha explicado cómo elaboran los productos.

IMG_1253.jpg

En el mismo pueblo, y antes de volver, hemos bajado hasta este punto, un mirador donde disfrutar de las fantásticas vistas de todo el valle y las montañas de la comarca.

IMG_1255.jpg

Apartamentos Sierra

Y como es una pregunta que me está llegando por Instagram a todas horas, os voy a contar dónde estamos alojados: se trata de una casa rural de tan solo 3 habitaciones en una aldea súper aislada llamada Palacio de Naviego, a unos 14km de Cangas del Narcea.

Cada habitación es realmente un estudio, pues cuentan con cocina. Está dentro de una casa de pueblo antigua pero restaurada recientemente, en perfecto estado y cuidando todos los detalles, y la mejor parte es el jardín, desde donde os escribo ahora: una explanada de césped con mesas y hamacas con vistas a las montañas.

AfterlightImage 7.JPG

La dueña, Ángela, es súper atenta y amable; nos explicó un montón de cosas que hacer desde el primer día, y cada mañana nos deja un regalito en la puerta: sidra, magdalenas, verduras de su huerta…

Me parece un lugar encantador más que perfecto para desconectar y tomarse unas vacaciones “de las de verdad”: sin cobertura, sin turistas y sin mucho que hacer salvo caminar entre montañas y relajarse.

13 de agosto: Ruta por el Bosque de Moal

Le estamos dando caña a las piernas estos días, y es que menos mal que nos encanta el senderismo porque aquí poco más se puede hacer.

IMG_1234

En la comarca de Fuentes del Narcea se encuentra la Reserva Natural Integral de Muniellos, una zona súper protegida por su alto valor de fauna y flora. De hecho, solo puede ser visitada por 20 personas al día, requiere cita previa y además con tiempo, así que no nos va a ser posible visitarla estos días. Pero una buena alternativa es la ruta que hemos hecho hoy, por el Bosque de Moal, al que de hecho llaman la puerta a Muniellos.

IMG_1229

Como siempre, os dejo aquí la ruta de Wikiloc para que os hagáis una idea, pero si vais a la oficina de turismo de Cangas del Narcea podéis pedir un folleto que explica la ruta parte por parte, además de una breve descripción de qué encontraréis allí. Por otro lado, el camino corresponde al PR.AS-132, y está perfectamente señalizado. El lugar de inicio y fin de la misma es el pueblo de Moal, al que se llega desde Cangas en unos 20 minutos siguiendo las señales de la Reserva de Muniellos.

IMG_1228

La distancia total, en un circuito circular, es de unos 9km, llegando como punto más alto a los 1007m del Mirador del Montecín (que de “-cín” no tiene nada porque vaya cuestecitas) y con un desnivel positivo total de 430m.

DCIM100MEDIADJI_0082.JPG
DCIM100MEDIADJI_0082.JPG

La ruta discurre por senderos más o menos anchos pero siempre 100% visibles, y siempre rodeados de una explosión de verde en todas sus tonalidades. Hay tramos en los que incluso los árboles han hecho el típico túnel, y es una pasada.

IMG_1233

 

12 de agosto: Cangas del Narcea

Ayer por la tarde se puso a llover, y hasta hoy. No ha parado hasta las 9 de la noche, así que el día de hoy ha sido tranquilo por necesidad.

Hemos aprovechado para visitar Cangas del Narcea, el pueblo más grande de la zona y el principal de la comarca Fuentes del Narcea. El pueblo en sí no es muy grande pero curiosamente es el municipio más grande de todo Asturias y uno de los más grandes de España. Tiene bastante ambiente, y al ser toda esta región un lugar bastante aislado (las autovías e incluso las carreteras nacionales quedan bastante lejos), tiene casi de todo. Una única carretera principal une todos los pueblos de la comarca, a la que llaman el Corredor del Narcea.

El paisaje que lo rodea es una pasada, ya que el núcleo urbano se encuentra en el valle, junto al río Narcea, y todo lo que tiene alrededor son montañas altas y muuuuy verdes. Si bien se la conoce también como la capital del suroeste asturiano, es mucho menos frecuentada por el turismo que otras regiones del Principado, pero desde ya os digo que merece totalmente la pena. Ahora os contaré qué ver en el pueblo, pero más que por eso, es por el precioso entorno de toda la comarca y la tranquilidad que se respira. Buscáis unas vacaciones de desconexión y relax? Este es vuestro sitio sin duda (de hecho en gran parte de las aldeas no hay ni cobertura, así que desconectaréis de verdad).

IMG_1211

Palacio de Omaña

Data del siglo XVI y es la actual Casa de la Cultura. Se encuentra justo al lado de la oficina de turismo, por la que podéis pasar a por un mapa en información sobre actividades en el pueblo y también en otros lugares.

Basilica de Santa María Magdalena

Justo en la puerta del Palacio, es la iglesia más importante de Cangas, y se encuentra en la Plaza Mayor; en su interior lo más destacable son los retablos y las dos tumbas de alabastro del s. XVII pertenecientes a la familia Queipo de Llano, una de las más importantes en la historia de Cangas.

IMG_1201.jpg

Puente Colgante

A las espaldas de la Basílica, una curiosa obra de ingeniería inaugurada en 1972 y uno de los emblemas de la localidad, que desde luego desentona totalmente con la arquitectura del casco antiguo donde se sitúa.

IMG_1204.jpg

Palacio de Pambley

Situado en la calle La Fuente, fue construido en el siglo XVI, siendo el más antiguo de la villa. Conserva su patio central con columnas toscanas.

Palacio de Los Llano

Una construcción de finales del siglo XVIII de proporciones propias del último barroco.

Puente Romano

Como suele pasar en casi todas partes, al puente medieval lo llaman puente romano, pero de romano no tiene nada. Y aquí pasa lo mismo. Se sitúa en la confluencia de los ríos Narcea y Naviegu, en el tradicional barrio de Entrambasauguas.

IMG_1206.jpg

Capilla del Carmen

Todo el caserío del barrio de Entrambasauguas se organiza en torno a este templo. Se construyó en la primera mitad del siglo XVIII, siendo costeada por los devotos de la Virgen del Carmen.

Palacio de los Condes de Toreno

Monumento Histórico Artístico, es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura civil asturiana y actual sede del Ayuntamiento. Construido en el año 1701, según reza en una inscripción grabada en una de las columnas del patio, por el arquitecto avilesino Juan García de la Barrera.

Museo del Vino

Se encuentra un poco más alejado del centro, pero se puede llegar por un agradable paseo de 1km paralelo al río Naviego, afluente del Narcea. Se puede hacer una visita guiada, que requiere reserva, o verlo por cuenta propia en cualquier momento. Esta última opción tiene un coste de 1,30€.

Más lugares en el pueblo

  • La Fuente
  • Palacio de Uría
  • Casa de Llano-Florez
  • Monumento a La Descarga
  • Monumento al Minero
  • Chalet del Soliso
  • Capilla del Santo Cristo del Hospital
  • Teatro Toreno
  • Palacio de Justicia
  • Escultura de Fernando Alba

 

11 de agosto: Ruta al Cueto de Arbas

Nuevo día de ruta! Tenemos mucho que descubrir por esta zona en la que no habíamos estado antes. Nos encontramos alojados en Palacio de Naviego, una aldea diminuta y súper aislada perteneciente a la comarca de Cangas del Narcea.

A 20 minutos de aquí se encuentra el Puerto de Leitariegos, conocido como “el techo del paraíso” por ser el pueblo más alto de Asturias, a 1525m de altitud. Es justo la frontera con la provincia de León y famoso por su estación de esquí.

Nuestra ruta de hoy partía desde el pueblo y discurría por la Reserva Natural del Cueto de Arbas. Hemos subido hasta el Cueto de Arbas, el pico más alto de la zona y “el dosmil” más occidental de la cordillera cantábrica, con sus 2007m de altitud.

IMG_1165.jpg

La ruta no ha sido larga, tan solo 3,8km de ida, más los de vuelta (por el mismo sitio) con unos 460m de desnivel. El sendero parte justo al lado del Restaurante Leitariegos (donde al terminar la ruta hemos comido muuuy bien) y está perfectamente señalizado, así que no hay pérdida. Aún así, aquí os dejo la ruta de Wikiloc que hemos seguido.

IMG_1137

La primera parte es bastante cómoda, por un camino de tierra por el que podría caber un coche, y al llegar a la Laguna de Arbas, comienza un sendero estrecho y con bastante desnivel que lo complica un poco, pero es solo 1km, hasta llegar a un collado, y a partir de ahí ya hay que seguir la cresta hasta llegar al vértice geodésico del pico.

IMG_1160.jpg

Las vistas, como siempre, una pasada, y el que la ruta sea tan cortita (hemos tardado menos de 1h y media en subir, y unos 45 minutos en bajar) la hace perfecta para un plan de mañana.

IMG_1166.JPG

10 de agosto: Oviedo

Hoy cambiamos de destino, y por el camino hemos parado en la capital de Asturias: Oviedo. Su origen se remonta al siglo VII  o VII, y los dos religiosos que fundaron un monasterio en este territorio no sabrán nunca que éste se convertiría en la primera ciudad cristiana de la Península Ibérica, así como el lugar de partida más común para el Camino de Santiago Primigenio.

IMG_1116.jpg

Según informes de la Unión Europea, es una de las ciudades con mejor calidad de vida, y es que a pesar de no ser de gran tamaño (no es la ciudad más poblada de Asturias, sino la segunda después de Gijón), cuenta con muchos recursos, buen ambiente y cantidad de cosas para hacer. Además llama la atención el número de calles peatonales que hay, así que es muy agradable pasear entre los edificios del casco antiguo, que por otro lado, son preciosos.

Catedral de San Salvador

La Catedral de Oviedo tiene trece siglos de historia puesto que el primer templo erigido en el solar actual data del siglo VIII, en tiempos del rey asturiano Fruela I. Esta iglesia fue parcialmente destruida por un ejército musulmán cordobés en su ataque a Oviedo en el año 794.

La actual inició su construcción en el siglo XIV justo sobre las ruinas de la destruida, promovida por el rey Alfonso II. Durante la época medieval se convirtió en un importante centro de peregrinación y visita obligada para quienes estaban de camino a Santiago.

IMG_1112.jpg

Plaza del Fontán

Un lugar especial para y punto neurálgico de la ciudad. Hace siglos allí había una laguna natural nutrida por manantiales y fuentes (de ahí el nombre de la plaza), entonces a las afueras de la ciudad, que se convirtió en lugar de recreo de los nobles ovetenses. Esta circunstancia hizo que los campesinos de la zona acudiesen al lugar a vender sus productos. Y fue así como surgió uno de los mercados más antiguos que recuerda la memoria asturiana.

A día de hoy continúa siendo uno de los lugares más animados y frecuentados de la ciudad, sobre todo en las horas del mercado. Un lugar donde tomar el vermú, comer, merendar o cenar, donde tomar un culín de sidra, o donde adquirir los mejores productos autóctonos.

Campo de San Francisco

Es el Retiro ovetense. Su historia se remonta a muchos siglos atrás: tuvo su origen en un monasterio franciscano; era el huerto del convento, pero poco a poco se fue convirtiendo en un espacio de ocio y relax para los habitantes de la ciudad.

IMG_1101

La estatua más conocida de este parque y en la que hoy hemos tenido que hacer cola para sacar una foto es una Mafalda, colocada aquí en 2014 en homenaje a su autor, Quino, año en que recibió el premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades.

AfterlightImage 5

Calle Gascona

También conocida como El Bulevar de la Sidra, ya os podéis imaginar de qué va esta calle. Parte de la plaza de la catedral y es aquel lugar al que acudir a tomar unas sidras o comer algo típico de la zona, o las dos cosas.

IMG_1115.jpg

Si buscáis un sitio para comer, os recomiendo el Tierra Astur, una cadena de restaurantes con sede aquí. Pero nosotros hemos comido hoy en el que está en Águila Colloto, a las afueras de la ciudad. Está en un polígono industrial, pero que no os engañe: por dentro es una pasada, súper bien decorado y la comida, aunque cuantiosa (nada raro en tierras norteñas) esta buenísima.

IMG_1118.jpg

Teatro Campoamor

De finales del siglo XIX, cuando la ciudad empezó a crecer y que es el epicentro cultural de la ciudad, acogiendo todo tipo de espectáculos al más alto nivel, y con un festival de ópera que trae y atrae a grandes figuras líricas del panorama internacional.

 

Y ya estamos asentados en la que será nuestra casita para toda esta semana. Mañana os cuento un poco más sobre este lugar, una aldea enana cercana a Cangas del Narcea, con 0 líneas de cobertura y un nivel 100 de color verde mires a donde mires. Una gozada!

 

9 de agosto: Surf en las Salinas

Hoy ha tocado día de surf! Y para ello, hemos ido a uno de los lugares más famosos y recomendados para esta actividad: la playa de las Salinas, a pocos kilómetros de Avilés.

playa_salinas_asturias--644x362.jpg

Hay poco que contar con respecto a nuestro día, pero os explicaré algunas cosillas que os pueden venir bien si tenéis pensado hacer este deporte en Asturias:

Hemos alquilado el material (tablas y neoprenos) en Salinas Surf Camp, una escuela a pocos metros de la playa que abrió en junio de este año y por ello todo el material se encuentra en muy buen estado, y el dueño es muy simpático.

El precio es de 40€ por un día completo y 30€ por medio día (unas 4 horas). Ha sido más caro que lo que teníamos en mente, pues la idea era alquilarlas en El Pez Escorpión, una de las más conocidas, donde el alquiler por un día completo ronda los 20€. La cuestión es que no admiten reservas, y cuando hemos llegado ya no había tablas disponibles.

Lo ideal, si no habéis surfeado nunca o tenéis poca experiencia, lo ideal es coger alguna clase con monitor, al menos para que os enseñe las pautas básicas. Algo que no hemos hecho nosotros por votación popular… jaja. Así ha pasado, que en mi caso y en el de alguno más, hemos jugado a revolcarnos con las olas durante un buen rato. Pero ha sido divertido, eso sí.

Por mucho que lo hayas visto en la tele o la facilidad que tengas en el deporte, da igual. Es mucho más complicado de lo que parece, desde saber qué olas coger, en qué posición, hasta cuando remar, cómo ponerte erguido (en mi caso, de rodillas, lo de de pie es aún imposible)… Creo que se le saca más partido si alguien os enseña desde un inicio.

AfterlightImage 4

Para comer al medio día, si no queréis perder mucho tiempo, el plan de bocatas y comer en plena playa es lo más rápido, pero si no, el paseo marítimo está lleno de restaurantes: nosotros hemos comido en Agüita, un sitio nada tradicional con platos que se preparan rápido y están muy muy ricos: hamburguesas de pan riquísimo, ensaladas con mil ingredientes, burritos, crepes… Eso sí, los camareros parecen un poco sobrepasados. Tienen muchísimas mesas y la cocina no da abasto; alguno que otro no lo gestiona bien y nos han tratado un poco mal hoy.

Y mañana cambiamos de destino: pasaremos el día en Oviedo y por la tarde llegaremos a Cangas de Narcea, nuestra nueva ubicación.

8 de agosto: Lastres

Hoy el día pretendía ser más calmado, y al final hemos sumado otros tantos kilómetros en forma de caminata.

Faro de Lastres

Más o menos a unos 4km desde la zona del Mirador de Lastres se encuentra el Faro. Aunque se puede llegar en coche, andarlo es un paseo bastante agradable, aunque sin sombras, pues discurre entre campos, praderas y acantilados, pasando por la diminuta aldea de Luces (perteneciente, al igual que Lastres, a la localidad de Colunga).

0441yMt4_FkIEIXUl1QbUs4I6_-wea77MhcWGF0Nvj0.jpg

Este faro es el último construido en Asturias, tan solo de 1994, se encuentra en lo alto de un acantilado y las vistas de la costa y de la playa de Rodiles al fondo son preciosas. Cuenta con una pequeña explanada de césped y unos bancos, así que es agradable parar a descansar aquí.

IMG_1065

Senda playa de la Griega – La Isla

Después de los 8km mañaneros, hemos sumado 5 más por la tarde. Desde la playa de La Griega, donde ya estuvimos el otro día, parte este sendero que comienza con unas cuestas bastante pesadotas y que llega hasta la playa de La Isla, en la aldea también perteneciente a Colunga y que lleva el mismo nombre.

Poco después de comenzar a andar se pueden ver las icnitas de dinosaurios de las que os hablé el día 5, y después un camino empinado de unos 2km espera entre un bosque de eucaliptos.

15702251Master.jpg

Al salir del bosque, hay que andar unos 3km más bordeando literalmente los acantilados, hasta llegar a la playa, un lugar bastante amplio, con mucho ambiente y donde además de bañarse, uno puede alquilar tablas de paddle surf para jugar un rato en el mar, si este no está muy movido.

isla-acantilados (13)-k0yC-U70740046882HF-1248x770@Diario Montanes

Para volver, se puede hacer por el mismo camino (otros 5km) o bien junto a la carretera que va hacia Colunga, junto a la que discurre una acera en todo momento: la distancia es la misma pero no hay que hacer las cuestas del bosque de eucaliptos.

Mercado de Artesanía de Lastres

Para terminar el día hemos pasado por el mercado temporal que han montado esta semana junto a la Parroquia de Santa María de Sábada, cerca del mirador.

No es muy grande, pero tiene varios puestos de comida típica de la zona, desde quesos hasta embutidos, pasando por todo tipo de empanadas y de dulces, además de varios puestecillos de objetos hechos a mano.

Y aunque al final las piernas han tenido trabajo hoy, hemos cumplido el objetivo de descansar más que estos días intensos de atrás; y es que mañana volvemos a la carga de nuevo: vamos a hacer surf!

7 de agosto: Ruta del Cares

Otra mítica de por aquí. Esta ya estaba tachada de mi lista desde 2008, pero es digna de repetir, y más si mis compañeros de viaje no la habían hecho. Para mí, es una de las rutas más bonitas de España sin duda, con unos paisajes de película desde el minuto uno.

IMG_1026.jpg

Se puede llegar a ella de dos maneras: desde Poncebos (si estás en Asturias) o desde Caín (si estás en León). La ruta completa es de ida y vuelta por el mismo camino (la única parte negativa para mí). Ambos pueblos están separados unos 12km, aunque lo larga que sea la ruta depende de en qué punto aparques el coche en Poncebos: dependiendo de la época, se hace imposible encontrar sitio para aparcar. De hecho, en el anterior pueblo en Asturias, Arenas de Cabrales, hay un gran parking disuasorio desde el que parte un autobús para subir a los excursionistas a Poncebos. Nosotros aparcamos bien, por suerte, a solo 1,5km del inicio de la ruta.

Y comenzamos a andar: los dos primeros kilómetros desde el inicio son los más difíciles y los únicos que tienen desnivel, pues el resto de la ruta es prácticamente llana. Se acumulan unos 300m y una vez en el punto más alto hay una bajada y ya todo llano y fácil.

IMG_0992

Antes de llegar a Caín también hay algo de subida, pero nada que ver. De hecho, unos 700m antes de llegar al pueblo vimos que se podía bajar hasta la altura del río y decidimos quedarnos allí a comer y meter los pies en ese agua gélida, pero que te deja nuevo.

IMG_3117

Tardamos unas 3 horas en ir (unos 11km) y algo menos en volver, porque somos de bajar rápido y los dos últimos kilómetros antes de Poncebos, que a la vuelta son de bajada, los hicimos corriendo.

La ruta es totalmente recomendable para todos los niveles y formas físicas, ya que cada uno se puede dar la vuelta donde mejor considere. Al ser llana, el paisaje es espectacular en todo momento, por lo que no hay problema en no hacerla entera. Eso sí, hay que ir con cuidado porque el camino discurre paralelo al cañón del Cares, y la caída es totalmente vertical y muy, muy alta.

AfterlightImage 2

Como curiosidad, esta ruta fue abierta hace poco más de 100 años para dar acceso a la central hidroeléctrica de la que aún hoy aún quedan las ruinas, y curiosamente, si uno quisiese ir de Poncebos a Caín en coche en vez de andando, tardaría algo menos de 2 horas y media, y nada menos que 105km, frente a los 12 que los separan a pie.

AfterlightImage 3.JPG

6 de agosto: Descenso del Sella

Día intenso el de hoy, nuestro agosto por el norte empieza fuerte! Hoy hemos puesto rumbo a Arriondas, la localidad desde la que empieza el recorrido típico del famosos Descenso del Sella. Para hacer este plan, lo ideal es asegurarse el día de antes las canoas con alguna empresa de las muchas que hay dedicadas a este plan. Nosotros hemos optado por la de un conocido, llamara Sellastur. Realmente todas son muy similares, y los precios son los mismos: 20€ por una piragua durante 6 horas, con comida tipo picnic incluida.

Es bastante cómodo: al llegar al centro a recoger el material y la comida, se pueden depositar los objetos personales en una taquilla allí mismo, aunque también proporcionan barriles herméticos para llevar todo lo necesario para el descenso. Una ve preparados, nos llevan en minibus hasta el inicio de la ruta en el río Sella. Hay varias paradas (estas sí dependen de la empresa pero todas son parecidas): en el km 7, el 12 y el 16. No es necesario decidir de primeras dónde terminar, ya que en cada parada hay personal de la empresa esperando.

2D1F2557-A040-4BE6-9EFC-E858E2E2C6E0.JPG

Y ahora os cuento cómo nos ha ido y qué nos ha parecido: aunque ha sido muy entretenido, la cantidad de personas que había en el río no era ni normal ni seguro (y no me refiero al tema Coronavirus). Aquello parecía la cola del súper, pero llena de personas que no sabían manejar la canoa. Nosotros íbamos en individuales, lo cual hace que seamos bastante ágiles, pero la mayoría opta por piraguas dobles, con la necesaria (y en casi todos los casos, inexistente) coordinación entre miembros que eso implica.

En tramos anchos no había problema, pero en bajadas y rápidos más estrechos, era imposible que no te llevasen por delante. En una ocasión han llegado a tirarme al agua, y mientras trataba de recuperar mi piragua y mi pala, seguía embistiéndome gente. En qué me he visto de salir! Y por supuesto allí no había monitores, ni señales ni nada de nada. Allá cada cual se apañe en controlar su rumbo.

Personalmente, ha perdido muchísimo encanto, y aunque es una experiencia más que sumo y que había que hacer, no repetiría en esta situación y tampoco la habría hecho si lo hubiese sabido. No sé cómo de lleno está en otras ocasiones, pero desde luego si es así, pienso que deberían estipular un aforo diario para evitar accidentes. Quizás una buena forma de bajar con menos gente sea madrugando un poco más: nosotros hemos llegado como a las 11:45 a recoger las piraguas y empezado el descenso a las 12:30.

Cambiando de tema, el paisaje durante todo el recorrido quita el aliento: rodeados de montañas y todo tan verde como el resto de Asturias. Hemos hecho el recorrido completo, los 16km, en unas 4 horas: 3h10 en movimiento y 50 minutos de parada para comer y descansar. El picnic consistía en un típico bollo preñao (un pan con un chorizo dentro), una empanada de atún y una barrita de postre, bien de energía!

DCIM100GOPROGOPR3359.JPG

Mirador del Fitu

De vuelta a Lastres no podía faltar la parada en el Mirador del Fitu, en el punto más alto de la carretera que une Arriondas con Colunga (junto a Lastres). Para no variar, también está atestado de gente, y debido a la situación actual, hay control de número de personas en el mirador y en consecuencia hay que hacer cola para subir. Por supuesto, no hemos esperado esa cola y hemos subido al Refugio del Fitu (así se llama en Google Maps), justo detrás del Mirador. Y allí no hay casi nadie y las vistas son, casi seguramente, mucho mejores, pues está aún más alto que el Mirador. Y desde luego merece totalmente la pena, porque la panorámica de las montañas y del mar es espectacular.

IMG_0981.JPG

Y para compensar el trabajo de brazos (y las agujetas que segurísimo nos van a salir), mañana ponemos rumbo a la zona más oriental de Asturias para hacer la Ruta del Cares, otro obligado de esta región.